La rampa del Templo

El Altar donde se hacían los Korbanot (sacrificios) dentro del Templo tenia una rampa en lugar de una escalera.
Rampa del Templo
Esto era para enseñarnos dos cosas muy importantes: 
El recato: el hecho de que no hubiese escaleras cuidaba el recato del Cohen (sacerdote) ya que de lo contrario se habría visto su desnudez por los huecos de las escaleras.
La otra razón por la cual no habían escaleras en el Altar era para enseñarnos que así como en una rampa no hay escalones para detenerse (o estas subiendo, o estas bajando), de la misma manera en la vida tampoco los hay; la idea de hacer una parada no es real, ya que el reloj sigue corriendo… el tiempo no para.
Esto es para recordarnos de que en todo momento que no estemos haciendo lo que tenemos que hacer, siendo mejores personas, cumpliendo nuestra misión personal (o al menos buscándola), ayudando a los demás, etc, nos estamos alejando de la rampa, estamos “bajando” espiritualmente.
No nos dejemos engañar, si vemos que todo está medio “parado”… preocupémonos, porque no estamos haciendo nuestra parte.

Leave a Reply