Categoría: Judaísmo

Parashat Ki Tetze: El beneficio personal de la justicia

Estamos adentrados en el mes de Elul y por tanto no podemos dejar de hacer una lectura reflexiva, introspectiva de cada parashá. Nos habla a nosotros y nos da las herramientas para transitar este tiempo de preguntas y búsquedas. Parashat Ki Tetze es un texto riquísimo para hacer un examen de conciencia. En cada Mitzvá

PARASHAT SHOFTIM: Medidas de Justicia

Podríamos hablar de muchos aspectos de la parashá que nos resuenan hoy en día. Podríamos hablar del versículo “No tomarán sobornos; pues el soborno ciega los ojos del sabio, y pervierte las palabras de los justos” (Devarim 16:19) Podríamos inferir de esta parashá la necesidad de la división de poderes: habla de jueces, de reyes,

PARASHAT BALAK: crecer en la bendición

Estamos esta semana estudiando una historia que no nos deja de resultar ajena. Personajes fantásticos, animales que hablan, un brujo… el relato es conocido. Después de que el pueblo de Israel derrotara a Sijón, rey de los Emorím y a Og, rey de Bashán, los israelitas se acercan a Moab, cuya gente estaba atemorizada por

Parashat Behaalotjá: La sociedad del malestar

El libro de Bemidbar es un compendio de situaciones duraten la travesia en el desierto, muchas de ellas con sabor a fracaso, muchas- al leerlas con los anteojos del presente- no llegamos a comprenderlas. Lo cierto es que esta parashá nos pone ante esta situación: “También dirás al pueblo: Purifíquense para mañana y comerán carne.

Parashat Nasó: Hasta el Mesías es mestizo

Estoy leyendo un libro de Erri de Luca, que se llama escandalosamente, las Santas del Escándalo. En líneas generales se ocupa de 5 mujeres, de hecho las únicas 5 mujeres que aparecen en la lista genealógica del Evangelio de Mateo, desde Abraham hasta Jesús. No vamos a entrar en este terreno que es bien interesante

Parashat Behar: Lo divino, el trabajo y el monte

“El Eterno habló a Moshé en el monte Sinaí, diciendo: Habla a los Hijos de Israel y diles que cuando hayáis entrado en la tierra que Yo os daré, la tierra tendrá reposo para el Eterno. Seis años sembrarás tu tierra, seis años podarás tu viña y recogerás sus frutos. Pero el séptimo año será