ISRAEL: Inventan una nariz artificial detectora de bacterias

Científicos de Israel inventan una nariz artificial para la detección de bacterias. Las aplicaciones potenciales van desde el monitoreo ambiental y la industria alimentaria hasta la medicina.

Un equipo multidisciplinario de científicos de Israel ha inventado una nariz artificial que detecta una variedad de bacterias. 

Existen numerosas aplicaciones potenciales para una nariz artificial capaz de un monitoreo bacteriano continuo, una hazaña que se consideraba difícil de alcanzar hasta ahora.

“Junto con colaboradores en Ingeniería de Software y Sistemas de Información, inventamos una nariz artificial basada en nano-partículas de carbono únicas (“puntos de carbono”). Estas son capaces de detectar moléculas de gas y particularmente detectar bacterias a través de los metabolitos volátiles que emiten a el aire ”, dice el investigador principal, el profesor Raz Jelinek.

La nariz artificial usa reacciones químicas y electrodos para “oler” las bacterias.

Técnicamente, registra los cambios de capacitancia inducidos al unir moléculas de vapor en electrodos interdigitados (IDE) recubiertos con puntos de carbono que exhiben diferentes polaridades.

El aprendizaje automático se puede aplicar para entrenar al sensor para que identifique diferentes moléculas de gas, individualmente o en mezclas, con alta precisión.

Algunas de las posibles aplicaciones incluyen: calidad de alimentos: detección de alimentos en mal estado; identificación de bacterias en hospitales y edificios públicos; pruebas de diagnóstico de enfermedades a través del aliento; acelerar las pruebas de muestras de laboratorio; identificar bacterias “buenas” frente a patógenas en el microbioma; identificar gases venenosos; y vigilancia ambiental.

Fuente: Latam Israel