FINALIZANDO PESAJ…

Estamos conluyendo Pesaj, sin embargo, este fin es en realidad un principio.

En cada uno de los pasos del Seder encontramos diferentes cosas, cada una de ellas es de alguna manera un disparador para seguir construyéndonos como seres humanos.

Así, en “ve hi she amda”, la promesa que sostuvo Dios, nos invita a preguntarnos qué nos vamos a prometer a nosotros mismos y a los demás y cómo vamos a sostener y cumplir esa promesa.

La matsá esa “ha lajma aniá” ese pan de la pobreza que estamos compartiendo y nos recuerda nuestro pasado, nos plantea qué y con quién compartiremos lo que tenemos.

Las cuatro preguntas que nos hicieran los más pequeños durante el seder con “¿Ma nishtaná” qué es diferente esta noche?, nos permite preguntarnos que será diferente a partir de ahora, qué podemos cambiar para ser mejores, qué podemos hacer crecer y fortalecernos.

Y finalmente, los cuatro hijos de los que nos habla la Torá, nos permiten analizar qué tipo de personas seremos.

La respuesta a cada pregunta está en nosotros. Quiera Dios que podamos enfrentar cada una de ellas con esperanza y mirando hacia el futuro siempre.

Moadím lesimjá y que tengan un lindo Shabat lleno de paz.

Autor: Rab D. Vovchuk

Leave a Reply