Vaieshev (Génesis 37-40)


Serpientes y escorpiones

La parashá Vaieshev relata cómo los hermanos de Iosef lo tiraron a un pozo. La Torá describe que este pozo estaba “vacío, no había agua en él”.
Esto plantea una pregunta: si el verso dice que el pozo estaba vacío, ¿por qué hace falta mencionar que no había agua en él?
La respuesta es que no existe la noción de un pozo completamente vacío. Las leyes de la física nos indican que siempre habrá algo presente aún en el vacío. En ese caso el hoyo estaba “vacío” de agua, pero sí había otros elementos peligrosos, como serpientes y escorpiones.
Esta idea se manifiesta también en la vida cotidiana. El “pozo vacío sin agua” simboliza una vida sin Torá, (generalmente comparada con el agua). No existe algo como “ser neutral”, algo inevitablemente se convertirá en “tu dios” o “tu guía”. La pregunta es ¿qué será? ¿Llenaremos eventualmente ese espacio con elementos positivos? ¿O permitiremos que algún otro elemento, peligroso tal vez, determine nuestros hábitos y concepciones?
La amenaza del terror expandiéndose por el mundo me recuerda el dicho de Edmund Burke: “Lo único que el mal necesita para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada”.
Sí, la naturaleza aborrece el vacío… y esa ley se aplica también a la metafísica. Entonces, llenemos el espacio que nos rodea con el hermoso manantial desbordante que es la Torá.Rav Shaul Rosenblatt

 

 

“Gova Haeinaim” en el Museo Infantil de Holón
“Gova Haeinaim” en el Museo Infantil de Holón

(Foto: Pintando muros virtuales).
En el Museo Infantil Israelí, ubicado junto al Parque Peres de Holón se puede disfrutar de esta festividad con una gran variedad de actividades. La nueva muestra, titulada “Historias que nos cuenta la calle”, se encuentra en el centro de exposiciones interactivas “A nivel de los ojos” (Begova Haeinaim) es muy especial, se puede aprender sobre todo lo que ocurre en el espacio urbano que nos rodea, tales como nos cuentan los artistas callejeros. Todo ello se aprende a través de varias disciplinas y una exposición interactiva ofrecida por el centro “A la altura de los ojos” (begova ha ainaim) de Holón, una institución que acerca a los niños a todas las artes a través de la música, la plástica, el teatro, la danza, el dibujo, etc. creado para ser accesible y atractivo a los niños de 5 a 8 años y toda la familia.
Los niños que visiten la exposición podrán explorar, experimentar y descubrir como se expresan los actores de teatro callejero, las artes visuales, la experiencia multimedia, etc. También con una presentación teatral con payasos y artistas que combinan las diferentes habilidades de clown, slapstick y la comedia y muestras las técnicas. Al final, un taller multimedia, donde se pueden dibujar u colorear paredes en forma virtual. El proyecto es realizado por artistas de renombre tales como el arquitecto Adi Sand, de Bezalel; Foma, diseñadora de Shenkar; Dioz, animador de Bezalel; Maya Gelfman, Dede de la Academia Bezalel; Signor Gi experto en arte e historia; el dibujante Wonky; Mass de arte gráfica y la animadora Minks en su primera exposición. ■ Aurora


El ballet Ness Ziona estrena “Cascanueces” de Eli Lazar
El ballet Ness Ziona estrena “Cascanueces” de Eli Lazar

La compañía de Ballet Ness Ziona, durante la fiesta de Janucá el 7 y 8 de diciembre, estrena una nueva creación para toda la familia, esta vez se trata de "Cascanueces", con la coreografía de Eli Lazar, fundador y director de esta nueva compañía. Ya se ha lucido con otras creaciones, tales como "La Bella Durmiente", presentada hace poco, que forma parte del repertorio. Con el que ha demostrado que esta agrupación tiene un alto nivel, y un excelente gusto para poner en escena grandes producciones.
Tal como será con el clásico Cascanueces, interpretado por los solistas Anna Cannon, María Selektor, Rona Lerner, Tjelet Har Yam, Danile Ostfeld, Yav Bussidan, Yatur Manshikov, Muriel Debb y Michael Shnaider. Y 80 niños y jóvenes estudiantes de danza de la escuela de Nes Ziona, que interpretarán soldados, ratones, ángeles, las abejas y los apicultores, acompañados por la famosa música de Tchaikovsky, excelente escenografia con variado vestuario.
La versión de Lazar cuenta la historia de una niña, Clara, que en la celebración de Navidad se encuentra por primera vez con su primo y se siente fascinada en su compañía. El primo le obsequia un muñeco Cascanueces, que su hermano menor rompe y el primo arregla.
Una vez que todos los invitados se van, Clara antes de ir a dormir vuelve a entrar en la sala donde dejó a Cascanueces y se queda dormida en el sofá con él, sueña entonces con soldados, ratones, Cascanueces y animalitos que bailan al son de la música. Este cuento ha tenido muchas versiones, e ilustró diversos libros para niños. La escribió Tchaikovsky para ballet entre 1891 y -1892, pero él no estaba contento con su trabajo y lo consideró la peor de sus obras. La primera actuación fue en 1892 en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo, Imperio ruso, coreografía de Marius Petipa. ■ Aurora

 

 

Felipe VI honra a los judíos sefardíes expulsados de España "
Felipe VI honra a los judíos sefardíes expulsados de España

El rey de España agradeció su "lealtad" a los descendientes de los sefardíes expulsados en 1492 y les subrayó que los españoles cuentan con ellos "para caminar juntos" en "la construcción de una España cada día mejor".

"¡Cuánto os hemos echado de menos!", señaló Felipe VI durante la celebración de un homenaje a los sefardíes expulsados en 1492 celebrado en el Palacio Real.

El acto contó con la presencia de sefardíes retornados de muchos rincones del mundo, descendientes de los que hace cinco siglos salieron de la Península Ibérica, tras el edicto de 1492 promulgado por los Reyes Católicos, que les obligó a convertirse al catolicismo o, en caso contrario, a exiliarse del país.

El Parlamento español aprobó el pasado 11 de junio una ley -que contó con un amplio consenso- que otorga a todos los sefardíes que lo pidan y acrediten su condición la nacionalidad española, sin perder la de origen.

Esta iniciativa permitió a 4.032 descendientes sefardíes obtener la nacionalidad por carta de naturaleza, mientras que, en la actualidad, la administración tramita otras 583 solicitudes más, y existen 10.000 consultas para averiguar cómo obtenerla.

Felipe VI agradeció a los sefardíes por su "lealtad", por "guardar como un tesoro" su lengua

y costumbres españolas, y "por haber hecho prevalecer el amor sobre el rencor" y haber enseñado a sus hijos "a amar la patria española".
"Esperamos mucho de vosotros, pues no olvidamos el talento y la contribución que la comunidad sefardí española realizó durante tantos siglos de la mano de personalidades como Maimónides o Abén Ezra", dijo el rey de España.

El presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Isaac Querub, subrayó emocionado que aunque algunos podrían escribir páginas de "agravios y rencor", los sefardíes no lo hicieron en 500 años ni tampoco lo harán ahora.

"Se nos ha llamado españoles sin patria, pero el corazón no sabe de razones, y por el ejemplo bendito de nuestros padres hemos sido y seguiremos siendo embajadores de las bondades de un país al que fuimos incapaces de dejar de amar", ha enfatizado.

Elías Cohen, nieto de sefardíes que regresaron a España el siglo pasado y primero en su árbol genealógico nacido en España en cinco siglos, manifestó que "como español y como judío no puedo estar más orgulloso de que hoy todos los sefardíes puedan optar al derecho a ser españoles".

El homenaje contó con la actuación de uno de los mayores exponentes de la canción sefardí, Paco Díez, acompañado por instrumentos tradicionales. ■ EFE

 

Beit Emunáh llegó a la Casa Real

Como no podría haber sido de otra manera, nuestra pequeña comunidad fue invitada a participar en el acto conmemoratorio a los sefardíes expulsados de España en 1492.
Para la ocasión nos representó nada más y nada menos que nuestra querida y flamante Presidente Aida Oceransky.

Felicitamos a Aida por su labor y extendemos nuestro más sincero agradecimiento al Rey Felipe VI y la Casa Real por otorgar la nacionalidad a los descendientes de judíos sefardíes.

Esperamos que Su majestad pronto visite nuestra pequeña pero acogedora Casina!