Vaiejí (Génesis 47:28-50:26)
El valor del judaísmo

Parashá Vaiejí
La parashá Vaiejí cita el versículo en el que Jacob, antes de morir, expresa su deseo de ser enterrado “en la tumba que cavé” (Génesis 50:5), haciendo referencia a la Tumba de los Patriarcas situada en Hebrón. Sin embargo, esta declaración es problemática ya que esa parcela había sido comprada por Abraham, y Jacob había vivido los últimos 17 años en Egipto. Entonces, ¿a qué se refería Jacob cuando dijo “la tumba que cavé”?
El Midrash explica que la palabra “cavé” también puede significar “montón”. Aquella parcela pertenecía a Jacob y a Esav por igual. Jacob reconoció el valor eterno de la Tumba de los Patriarcas y compró a Esav su mitad - a cambio de un montón de dinero - toda la fortuna que había adquirido por su trabajo en la casa de Labán durante 20 años.
Sin embargo surge otra pregunta: ¿por qué Jacob debía comercializar todo su patrimonio a cambio de aquella tumba? ¿No hubiera alcanzado la mitad de esa suma para convencer a Esav de que la vendiera?
La respuesta reside en que durante los 20 años que había vivido en la casa de Labán, Jacob no pudo cumplir con dos preceptos: honrar a sus padres y vivir en la Tierra de Israel. Al renunciar a toda la fortuna que había acumulado en esos 20 años, estaba demostrando que todo ese dinero no tenía ningún valor en comparación con el valor eterno de una mitzvá, un precepto.
Esto demuestra un nivel altísimo de compromiso hacia el judaísmo, y sirve como modelo para las generaciones posteriores.
Después de esto, surge una pregunta interesante para reflexionar: en pocas palabras, para nosotros, ¿cuánto vale nuestro judaísmo?Rav Shaul Rosenblatt

 

 

El Trovador de Verdi en novedosa producción

Abre la temporada la orquesta de la Galilea en Nazaret(Foto: Daniel Oren).
La ópera de Israel presenta a fin de mes una nueva producción de la ópera "Trovador" de Verdi que es la segunda de una trilogía de óperas populares que compuso Verdi, junto con “Rigoletto y La Traviata” El Trovador es uno de los grandes éxitos con arias muy famosas, lo más importante es que la batuta estará en manos del maestro Daniel Oren, director musical de la Ópera Israelí y el director dramático es Michael Znaniecki. Entre el 31.12 y 16.1.16 en el Hogar de la Ópera Centro de las Artes Escénicas de Tel Aviv.
(Foto: Znaniecki).
Como siempre estarán los solistas que son los mejores cantantes internacionales, interpretando los roles principales. El coro de la Ópera israelí dirigido por Eithan Schmeisser y la orquesta de la ópera que es “La Sinfónica de Rishon Lezion”, la que bajo la batuta de Oren se luce más que nunca. El rol de Manrique lo interpretará Gustavo Porta, que vuelve a Israel, tras haber estado en las presentaciones más importantes de la Ópera Israelí tales como la Ópera en Mesada, y en la celebración por los 30 años de la ópera organizada por el Presidente Rivlin en su residencia.
(Foto: Gustavo Porta).
Un espectáculo que no se debe perder. No sólo por lo que hemos escrito sino además por el agregado del video art a esta producción, es una creación de la artista israelí de fama internacional Michal Rovner. Quien creó una instalación de video que se proyecta en tres pantallas y forma parte inseparable de la estenografía de la ópera.
Rovner, es actualmente famosa en todo el mundo, ha sido premiada en muchos países y ha recibido el título de "Caballero de las Artes y la literatura" otorgado por el gobierno francés, y un doctorado de honor de la Universidad de Beer Sheva. Los críticos de arte de todo el mundo siguen su trabajo con curiosidad y describen su obra como una "perspectiva despiadada de la humana” un critico escribió que ella crea obras extrañas y originales donde la vulgaridad y el exceso de sensibilidad son una rutina de arte. Rovner ha presentado su obra en más de 50 muestras en Israel y en el mundo.
El "Trovador" uno de los lados del triángulo junto a "Rigoletto" y "La Traviata", que fueron creados casi juntos y constituyen una fuerte expresión de un compositor maduro. Pero algunos ven la conexión, del Trovador" con "Nabucco", de "Macbeth", con Otelo ", obras que tratan el tema de la maldad humana y la violencia y lamentablemente se han convertido en tópico a la luz de los acontecimientos recientes.
“Trovador" una obra basada en la obra escrita en 1835 por un joven dramaturgo español llamado García Gutiérrez. Verdi la compuso con libreto de Salvador Cammarano. El argumento se centra en un triángulo de amor, compuesto por el Conde Di Luna (barítono), que está enamorado de la señora Leonora (soprano), pero ella a su vez está enamorada de un trovador misterioso (el tenor Manrique). Además Azucena la gitana, hará cualquier cosa para vengar la quema en la hoguera de su madre muchos años antes por su padre, el conde.
Leonora promete casarse con el conde a cambio de la liberación de su amado Manrique pero antes de ello intenta suicidarse. El Conde descubre la traición de Leonora y ejecuta al trovador para descubrir su verdadera identidad: la de su hermano.
Daniel Oren, director musical de la Ópera israelí no necesita presentación pues hemos escrito mucho sobre el desde páginas, es uno de los mejores directores de óperas del mundo, además de director artístico de la Ópera en Salerno, Italia. Su repertorio incluye numerosas óperas. El director polaco Michael Znaniitzki (con domicilio en la Recoleta de Buenos Aires), dirigió más de 180 producciones de obras de teatro, óperas y musicales, festivales y teatros de ópera de todo el mundo. Muchas de estas en Israel.Presentan un equipo internacional de israelíes solistas: el rol de Manrique el Trovador Porta alternando con Alfred Kim, El rol de Leonora lo canta la soprano Svetlana Vasilyev de Bulgaria alternando con Dinara Alieva y la israelí Ira Bartman. El conde Di Luna cantado por el barítono rumano George Petán, alternando con los barítonos el rumano Ionut Pascu y el coreano Tito You. Azucena lo cantan las mezzo sopranos Marianna Corennetti, americana, y la israelí Svetlana Sandler. Completan el elenco Carlo Strioli, Allia Vasilevitzki y Anat Czarny. ■ Aurora (Escrito por Chiquita Levov)

 

 

Inmigraron a Israel ocho mil judíos franceses
Inmigraron a Israel ocho mil judíos franceses

Alrededor de 8.000 judíos franceses emigraron a Israel a finales de año, una cifra récord, aunque muy por debajo de la previsión inicial de 15.000, según estimaciones del Ministerio de Absorción de Inmigrantes.

En 2014, aproximadamente 7.000 judíos franceses emigraron a Israel, más del doble del número del año 2013. La debilidad de la economía y el aumento del antisemitismo en Francia han sido factores clave detrás del éxodo en los últimos años.
Se esperaba que el ataque terrorista en enero pasado en un supermercado casher en París iba a provocar una ola mucho más grande de inmigración a Israel este año, pero las previsiones niciales eran exageradas.
Por segundo año consecutivo, Francia es la mayor fuente de inmigrantes a Israel, seguida por Ucrania. Con una población estimada de 500.000 judíos, Francia es el hogar de la tercera comunidad judía más grande en el mundo, después de Israel y Estados Unidos.

Según estimaciones del Ministerio de Absorción de Inmigrantes, a fin de año, el número de judíos que inmigran de Ucrania llegará a 7.000, en comparación con 6.000 en 2014. Los disturbios políticos en curso en Ucrania ha sido un factor clave detrás de la fuga de judíos de ese país.

El número total de inmigrantes a Israel en 2015 sería de 30.000 - frente a 27.000 del año anterior. ■ Aurora

 

Gran Rabino de Inglaterra llama a enseñar Islam en las escuelas judías

Gran Rabino de Inglaterra llama a enseñar Islam en las escuelas judíasFoto: Gran Rabino de Inglaterra Ephraim Mirvis
El Gran Rabino de Gran Bretaña Efraim Mirvis ha recomendado que las escuelas judías enseñen Islam como parte del plan de estudios religiosos, ya que el Estado obliga a enseñar una segunda fe.

Rabino Mirvis y otros grupos ortodoxos habían cabildeado originalmente en contra de esa iniciativa, que entra en vigor en el mes de septiembre de 2016.

Pero ahora ha hecho de la necesidad virtud y dijo que la enseñanza del Islam dará a los niños la oportunidad de aprender acerca de una religión "mal entendida".

Los niños habían tenido previamente la opción de dedicarse sólo a su propia fe para los estudios religiosos del plan ministerial, pero el gobierno ahora dice que al menos el 25 por ciento del curso escolar debe ser asignado a otra religión.

Un portavoz de Rabí Mirvis explicó:

"La pérdida de 25 por ciento del tiempo asignado para la enseñanza de estudios judíos como parte del estudio religioso pedido por el ministerio fue una grave pérdida para la educación judía en nuestras escuelas."
Sin embargo, agregó: "Es más importante que nunca que nuestros hijos tengan una mejor comprensión del Islam y que construyamos relaciones sólidas con los musulmanes británicos".

El cambio en el plan de estudios proporcionaría "una valiosa oportunidad", dijo. "A pesar de que el Gran Rabino no ha emitido ninguna orientación formal sobre este tema - ya que, en última instancia, serán las propias escuelas las que juzgarán la mejor manera de adaptar su plan de estudios - hemos tenido una serie de discusiones positivas con varias de nuestras escuelas y les hemos hecho recomendaciones".

El gobierno británico ordenó el cambio como parte de sus medidas para contrarrestar el extremismo religioso y promover la tolerancia. ■ Aurora

 

 

La naturaleza del alma judía
y no judía

Para entender por qué Hashem entregó estos siete preceptos llamados las Leyes de los Bnei Noaj a toda la humanidad, debemos explicar antes, aunque sea en forma breve, el funcionamiento del alma humana.

El alma humana tiene dos semblantes o aspectos, uno de carácter Divino y otro físico o animal. En hebreo se denominan nefesh Elokit (alma Divina) y nefesh behemit (alma animal) como lo explica en el Tania, el primer Rebe de Lubavitch, el maestro jasídico Rabí Shneur Zalman de Liadi.

Todos los seres humanos poseen una chispa Divina, pero la diferencia entre uno y otro reside en la magnitud en que la chispa ha penetrado y juega un rol activo en la psique de cada cual (utilizamos el término “psique” para referirnos a los planos conciente e inconciente del alma). Cuando esta chispa penetra completamente en la psique se la identifica como alma Divina, y así decimos que los judíos – según la halajá son los nacidos de madre judía y los conversos de acuerdo con la Torá– poseen un alma Divina.

Respecto a quien no pertenece al Pueblo de Israel, la chispa Divina no puede permear su conciencia y por consiguiente, solamente “sobrevuela” la psique (sin penetrar tampoco el plano inconciente). Un justo gentil, el no judío que cumple con las leyes de los Bnei Noaj, es aquél que percibe la presencia de la chispa Divina y es inspirado por ella a seguir el sendero que Hashem fijó para todos los pueblos según se encuentra delineado en la Torá. El que todavía no ha llegado a ser un justo gentil, como hemos explicado, no puede ser conciente de esa chispa.

En el lenguaje del Jasidut, la chispa Divina (o alma) de quien está integrado al judaísmo (ya por nacimiento o por conversión), es comparada a una luz interior (or pnimi); esto significa que es algo vivenciado en forma directa, que pasa a formar parte de su estructura psicológica. La chispa de Divinidad no judía del justo gentil es descripta como una “luz abarcadora cercana” u or makif karov, que se experimenta psíquicamente sólo en forma indirecta, externa. La chispa Divina del no judío que no es considerado justo gentil (o sea, que no acepta concientemente sobre sí las 7 mitzvot o preceptos de los Bnei Noaj), es semejante a una “luz que rodea a la distancia” u or makif rajok; y no desempeña, en este caso, ningún rol conciente en la experiencia de esa persona como ser humano.

Incluso en este tercer caso, debido al refinamiento del carácter que resulta de las pruebas y tribulaciones de la vida, y de los encuentros dirigidos Divinamente donde los judíos introducen la belleza de la Torá a quienes no lo son, la chispa Divina “distante” puede expandirse y acercarse cada vez más hasta que la persona desea convertirse al judaísmo; esto es: tomar para sí el Pacto del Pueblo Hebreo, con los 613 preceptos dirigidos a la enmienda y rectificación más alta, trayendo así la revelación de la Divinidad en el mundo material.

Si tomamos en cuenta este talento potencial innato en cada gentil, decimos que todos los no judíos también poseen una chispa Divina. Por cierto, todas las creaciones de Hashem están siendo traídas a la existencia continuamente –y literalmente alentadas- por medio de ella, pero por supuesto sólo el ser humano es capaz de “convertirse” en judío. Los tres niveles de influencia que esa chispa ejerce sobre nosotros como seres humanos, están aludidos en el comienzo de la Torá: En el principio Elokim creó los Cielos y la tierra.

En Cabalá, “los Cielos” simbolizan el alma y “la tierra” el cuerpo. La Torá continúa: Y la tierra estaba caótica y vacía, y la oscuridad estaba sobre la faz del abismo, y el espíritu de Elokim sobrevolaba la faz de las aguas. El estado inicial de la tierra (representando el cuerpo junto con su alma animal) descripto con los tres adjetivos “caótica”, “vacía” y “oscura” (identificadas en la Cabalá con las tres “cáscaras” impuras), corresponde al estado inicial del no judío cuando se aferra a lo terrenal, cuya chispa está distante de su psique. “Y el espíritu de Elokim sobrevuela la faz de las aguas”, se refiere al estado del justo gentil cuya chispa Divina se siente como sobrevolándole, que lo toca y no lo toca muy cerca de su psique.

Los sabios enseñan que “el espíritu de Elokim” se refiere aquí al del Mashíaj, que será enviado por Hashem para redimir a la humanidad. Entonces, podemos concluir que la llegada del Mashíaj depende de la elevación del nivel espiritual del mundo gentil desde la “oscuridad” al “espíritu”, alentando a los no judíos a consagrarse a la Verdad, volviéndose Bnei Noaj, auténticos justos gentiles. El siguiente verso en la Torá dice: Y dijo Elokim: ‘Sea la luz’ y fue la luz. Este verso describe la realidad del alma judía. “Sea la Luz” se refiere a la chispa Divina que permea el plano inconciente de la psique judía. “Y fue la luz” describe esa chispa cuando permea el plano conciente de su psique.

Abraham fue la primera persona que integró esa chispa como una parte esencial e indiferenciada de su psique, tanto conciente como inconcientemente. Con su luz interior pudo alumbrar todo su entorno. En las palabras del profeta: “Abraham comenzó a radiar luz”. Esto hizo que Abraham fuera el primer judío. El nivel en que la chispa Divina está presente en la psique, tiene una profunda influencia sobre la naturaleza del alma animal de la persona.

Tengamos en cuenta que el alma animal se divide a su vez en dos facetas diferentes: una intelectual, llamada nefesh sijlit, y una emocional/conductista. El alma animal del judío está relativamente más refinada debido a la presencia interior del alma Divina. Su aspecto intelectual está estructurado de una manera peculiar de pensar y razonar, capaz de comprender conceptos abstractos y sutiles. De este don nace el hecho de que los judíos sean creativos y originales en muchas áreas seculares.

En la conciencia rectificada del Pueblo del Libro las pasiones están dirigidas a objetos permitidos por la ley de la Torá. El alma física de un justo gentil se asemeja a la del judío en algunos aspectos. Consecuentemente, sus motivaciones son consideradas una mezcla de bien (altruismo) y de mal (egoísmo). Sin embargo, el estado de conciencia del no judío que aun no ha llegado a ser justo gentil, es decir, que todavía no está ligado a Hashem a través de los aspectos universales de la Torá, oculta y bloquea la manifestación de las motivaciones verdaderamente buenas (altruistas), que no hallan posibilidad de concretarse en su alma física.

Cuando el alma Divina se revela en el judío, siente un amor incondicional hacia todas las creaciones de Hashem, porque comprende cabalmente que en todo hay una chispa del Creador (con la diferencia citada antes entre los seres humanos y las demás criaturas). La persona amará el bien que hay en el mundo y rechazará el mal que oculte, pervierta y corrompa ese bien intrínseco. Rab Itzjak Ginzburgh