Tazriá (Levítico 9-11)
EL LENGUAJE DE LA PIEL

Seguimos adentrándonos en los laberintos rituales del libro de Vaikrá. En esta parashá, dos grandes temas nos convocan:
El proceso de “purificación” que debe atravesar una mujer que da a luz, y la definición y tratamiento de  tzaráat, una enfermedad que podríamos llamar atípica, sobrenatural. Una afección de la piel, que se propaga luego a la ropa y a las casas…
Si bien la Torá nos sorprende con los temas que aborda, a veces por su pertinencia, a veces por su impertinencia, a veces por su simpleza y otras, por su misterio… es claro que la Torá no se ocupa de lo que nosotros hoy llamamos enfermedades. No hay un registro de la época de las afecciones corporales y es más, me atrevería a decir que cuando se menciona al cuerpo se lo hace desde una visión ritual ligada a lo puro o impuro, lo prohibido y lo permitido. Así encontramos regulaciones para la vida sexual, y consideraciones sobre la menstruación y otras secreciones que marcan impureza.
Pero tzaráat, es definitivamente otra cosa.
Hablar de la piel, en tiempos en los que imagino, se la mostraba poco, nos convoca a relacionarnos con este tema desde un registro simbólico. Sabiendo que un símbolo sirve para representar, de alguna manera, una idea, a la que nosotros vinculamos para otorgarle un significado.
Ttzaráat en la piel, entonces es un símbolo, que aparece para ayudarnos a iluminar un sentido, en la lectura de esta parashá.
La piel tiene una función biológica, por supuesto, pero también social y antropológica. Las marcas en la piel identifican culturas y modas y para todas ellas, la piel es el órgano que habla de quiénes somos y quiénes no.
La piel es, en definitiva, lo que ayuda a mantener el interior de nosotros mismos. Es una frontera, un borde con el afuera. Es protección y a su vez es lenguaje, dice de nosotros, de nuestras vinculaciones con el exterior. Ella nos ayuda a marcar la diferencia.
Y como todo el libro de Vaikrá, en el que se nos ordena “el orden”, el corte, la estructura, lo que entra en el santuario y lo que queda afuera, el texto de esta semana nos pone a nosotros mismos como objeto directo del ritual. Ya no es un carnero, no es una ofrenda de harina, ya no es la alimentación permitida o prohibida, ya no son las situaciones de la vida que nos llevan a traer tal o cual sacrificio; ahora somos nosotros, desnudos, en nuestra totalidad, la de la piel, la que está en juego en esta aproximación a lo sagrado.
Ttzaráat, es una afección, una brecha, un grito que irrumpe para decir cuando nuestros límites fueron vulnerados, cuando no supimos defender nuestras fronteras, cuando no pudimos respetar nuestros interiores y todo lo que nos cumbre se afecta, pica, duele, arde, llora…
La antropóloga inglesa Mary Douglas, en su libro- en estos tiempos tan consultado por mí- El Levítico como literatura, explica por qué el ritual de sanación de esta herida era un ritual de expiación y escribe:
" (El Levítico) Utiliza la simple idea de cubrir para construir una serie de analogías para la expiación de la piel que cubre el cuerpo, la prenda que cubre la piel, la casa que cubre la prenda, y finalmente al tabernáculo: en cada caso, cuando algo ocurre por lo que se hecha a perder la cobertura, la expiación se tiene que hacer”.
Vulnerar lo que nos define, y nos protege merece un registro de expiación para poder ser curados. Necesitamos pedir perdón, o quizás, necesitemos muchas veces perdonarnos las heridas que nos causamos cuando elegimos vivir en la piel de otro, cuando desoímos los mensajes de nuestros límites y nos sometimos a terrenos que nos produjeron heridas. Tenemos que hacer un ritual sobre nuestra propia piel, sobre esa carcasa de nosotros mismos a la que descuidamos y maltratamos.
La autora Sandra Martínez Rossi en su libro La piel como superficie simbólica reconoce que la piel es una especie de altar, porque en ella se consuman esos sacrificios sagrados que exigen los dioses a los miembros de determinados grupos étnicos,  es también una especie de ensayo porque en cada piel hay grabado un tratado político, económico, sociológico o filosófico y  también es una especie de frontera entre lo uno y lo otro, entre el yo y su espejismo, entre lo hegemónico y lo transgresor, entre el presente y sus múltiples pasados y futuros, entre el deseo y la represión del deseo, entre el amor y la soledad.
La piel,  como decíamos al comienzo, es ese espacio simbólico desde el cual se construye la memoria y la identidad del individuo y de la sociedad.
Por eso parashat Tazría combina estos dos grandes tópicos: el nacimiento, es decir, la llega a la vida, la piel en blanco, sin marca, que irrumpe para iniciar su camino. Y la piel vulnerada del metzorá- el que sufre de tzaráat, que nos alerta acerca de aquellas huellas que nos marcaron, las heridas que nos produjimos o nos hicieron; el registro de cuánto protegimos nuestro interior o cuánto lo expusimos, el respeto que le tuvimos a nuestros límites o las murallas que nos construimos para no arriesgarnos al contacto con el afuera.
La piel tiene su lenguaje.
Es tiempo de no desoírlo.

Rabina Silvina Chemen

 

 

“Zeva Tari” o Pintura Fresca
Zeva Tari

“Zeva Tari” o Pintura Fresca, es la gran feria de arte contemporáneo de Tel Aviv que se lleva a cabo en su octava edición y cada vez en un espacio diferente. Este año en homenaje a la primera Feria Internacional que se llevó a cabo en Israel en 1932 y en colaboración con la Intendencia de Tel Aviv- Iafo, contando con el apoyo de la UBS global, se realiza en el recinto Ferial del Levante “Yerid Hamizraji” del puerto de Tel Aviv. El intendente, Ron Huldai, declaró muy orgulloso que "Tel Aviv es la capital cultural de Israel, la feria cuenta con su apoyo para revelar e iluminar sitios y proporcionar una plataforma para galerías y artistas.” El precio de la entrada cuesta 45 shékels. La oferta cuenta con el apoyo de instituciones y de la municipalidad, entre el 5 y el 9 de abril. Más datos: www.freshpaint.co.il
Es un evento que desde su comienzo hace ocho años tiene como objetivo mostrar el quehacer del arte contemporáneo en Israel desde Tel Aviv que es el corazón de la cultura nacional, contando con la colaboración de algunas instituciones de arte importantes en Israel y en el extranjero. Cada año es visitada por más de 35.000 personas y se convierte en un punto de encuentro para los amantes del arte y de los artistas y profesionales lo cual abre también la posibilidad de realizar la venta de las obras. La exposición ha tenido buena crítica y su éxito refuerza más los dos objetivos principales: llevar el arte al público y permitir a los artistas ganarse la vida. Además el lugar fue elegido debido por proporcionar espacios gratuitos para los expositores, es de fácil acceso, estacionamientos en una zona central a la que se puede llegar fácilmente a pie o en bicicleta.
En esta octava edición participarán en “Pintura Fresca” decenas de galerías de arte contemporáneo, junto con decenas de artistas seleccionados y prometedores artistas nuevos de Israel y del exterior. Yifat Gurion, directora artística y curadora de la feria, declaró: “Al igual que en años anteriores, este evento proporciona un punto de encuentro entre el público y el mercado profesional siendo una plataforma cultural centralizada en el arte y este año en el diseño”. Agregó que habrá varias actividades, proyectos especiales y comunitarios, un programa de conferencias, talleres y otros. Por primera vez en la feria, una exposición temática de artistas internacionales junto a jóvenes artistas israelíes. Entre los participantes internacionales: un gran trabajo de instalación del artista japonés: Onishi Yasuaki, la obra del artista rumano: Szilard Gaspar y una serie fotográfica del artista senegalés, Fabrice Monteiro. ■ Aurora

 

La Red de Juderías y su compromiso con los 500 años del Ghetto de Venecia
La Red de Juderías y su compromiso con los 500 años del Ghetto de Venecia

Una delegación de la Red de Juderías de España - Caminos de Sefarad, como miembro fundador de la Asociación Europea para la Preservación y Promoción del Patrimonio Judío (AEPJ), se encuentra estos días en Venecia para conmemorar los 500 años del Ghetto. La delegación, formada por la presidenta de la Red de Juderías y alcaldesa de Castelló d’Empúries, Assumpció Brossa, y la Secretaria General de la AEPJ y directora del Patronato Call de Girona, Assumpció Hosta, estará presente en todos los actos oficiales con motivo del aniversario.

Entre los actos de conmemoración del 500 aniversario del Ghetto de Venecia, que cuentan con la colaboración de la AEPJ, destaca la ceremonia de inauguración que tuvo lugar este martes por la noche y reunió a numerosas personalidades y líderes judíos de todo el mundo.

Antes, los miembros de la AEPJ mantuvieron una reunión que se inició con un minuto de silencio por las víctimas de los recientes atentados de Bruselas.

En cuanto a los actos de hoy, cabe destacar la colocación de placas conmemorativas del Consejo de Europa y la AEPJ que tendrá lugar en el renovado Museo Judío de Venecia, situado en el Ghetto.

La AEPJ es una asociación europea que tiene por objetivo la conservación, promoción y difusión de la cultura y la herencia judía europea. Para conseguir este objetivo, la asociación trabaja en dos grandes proyectos; la Jornada Europea de la Cultura Judía y la Ruta Europea del Patrimonio Judío.
La Jornada Europea de la Cultura Judía se celebra cada año en torno a un tema de debate común a todos los países que participan y que este año será "Las lenguas en el judaísmo". Con esta iniciativa se quiere animar a todos los países europeos a dar a conocer su patrimonio judío de manera conjunta. La jornada se ha consolidado a lo largo de los años y en la última edición (2015) participaron 32 países y 315 ciudades. Se organizaron 1.228 actividades de las cuales disfrutaron más de 120.000 visitantes.

En cuanto al otro gran proyecto de la AEPJ, el Itinerario Cultural Europeo del Patrimonio Judío, actualmente reúne 16 rutas, tanto territoriales como temáticas, relacionadas con la historia y cultura judía. El proyecto se lleva a cabo en estrecha cooperación con el Consejo de Europa y el Instituto Europeo de Itinerarios Culturales (IEIC).

Además de la Red de Juderías de España, son miembros de la AEPJ la organización B'nai B'rith Europa, la Rede de Judiarias de Portugal, la Unione delle Comunità Ebraiche Italiane (UCEIS) y Journées Européennes de la Culture et du Patrimoine Juifs. También destaca la cooperación de la Fundación Rothschild.
Más información sobre la AEPJ en www.jewisheritage.org Aurora

 

 

BIRKAT HAILANOT
Bendición para los árboles

IRKAT HAILANOT - Bendición para los árboles
En el mes de Nisan se acostumbra a bendecir a los árboles, hay quienes los hacen en Rosh Jodesh (1° de Nisan) y hay quienes acostumbran a hacerlo en Jol Hamoed (días intermedios) de Pesaj, cuando se reúne mucha gente, engalanados con vestimentas festivas.
La bendición se hará frente a dos árboles frutales o más, no injertados.

Si es posible la recitará fuera de la ciudad como cita el Talmud (en tratado Brajot 43) “El que sale en los días de Nisan (mes de Primavera) y ve árboles floridos dice: ‘Bendito el que no deja que falte nada en su mundo y creó en él bellos seres y bellos árboles, para placer de los hombres'”.

Haremos lo posible para recitar la bendición en presencia de diez personas. No se bendecirá en Shabat ni en Iom Tov.

Según los Sabios en ésta bendición reside un gran Tikún para el alma de los fallecidos, y especialmente por aquellos que perdieron un padre o una madre. Después de finalizar la ceremonia haremos bien si aportamos dinero para Tzedaká.

Todo lo que necesitamos es 2 árboles frutales en flor, que se encuentren a una distancia razonable uno del otro (que poder ver los dos al tiempo, mientras haces la brajá).

En español:

“Bendito ere Tú El Eterno, D´s nuestro, Rey del Universo, que no dejó nada faltante en Su Universo y creó en él buenas criaturas y buenos árboles para causar placer con ellos a la humanidad”

En hebreo:

בָּרוּךְ אַתָּה יְהוָה אֱלֹהֵינוּ מֶלֶךְ הָעוֹלָם. שֶׁלֹּא חִסַּר בָּעוֹלָמוֹ כְּלוּם וּבָרָא בוֹ בְּרִיוֹת טוֹבוֹת וְאִילָנוֹת טוֹבוֹת לְהַנּוֹת (נ”א לֵיהָנוֹת) בָּהֶם בְּנֵי אָדָם:

Transliteración:
Baruj Ata Adon-ay Elo-kenu Melej HaOlam, Shelo Jisar Beolamo davar, Ubará Bo briot Tovot Veilanot Tovim Lehanot Bahem Bnei-Adam

Tenemos desde el inicio de Nisan, el próximo 9 de abril, hasta el 30 de Nisan (8 de mayo) para cumplir esta maravillosa mitzvá.