Parashá Behar (Levítico 25:1-26:2)

¿En quiénes nos transformamos cuando cumplimos?
Parashat Behar nos introduce a temas que hoy están en boga; como la protección del medio ambiente, la sustentabilidad, el respeto por la tierra…
Ya desde el capítulo 25 del libro de Vaikrá, la tradición judía tomó una posición al respecto. Y la transmite a aquellos que aún no han entrado a la tierra y que lo único que saben de ella es que no podrán explotarla a su antojo porque debe descansar.
Shnat Hashmitá, el año sabático está descripto así en nuestra Torá: “Habló Dios a Moshé en el Monte Sinaí diciendo: Habla a los hijos de Israel y habrás de decirles: Cuando entréis a la tierra que Yo os doy a vosotros, habrá de descansar la tierra, descanso ante Adonai”.
¿Qué implica esto? Que la tierra se deja de trabajar en el año séptimo, y no sólo eso, sino que todos comerán de lo que ella haga crecer naturalmente, y no sólo eso, sino que todos podrán tomar de lo que la tierra brinde, no importa la propiedad del campo. No se puede acopiar, no se puede comerciar… la tierra descansa, la codicia y la inequidad también.
La creación recupera la misión con la que Dios creó al mundo. No se planta, no se poda, no se labra, no se recolecta. Los seres humanos tenemos el Shabat para recuperarnos a nosotros mismos en nuestra esencia, tantas veces perdida por la vorágine. La tierra también tiene su Shabat para recuperar su esencia- tantas veces perdida por la vorágine (qué coincidencia de palabras, ¿verdad?)
Se cambia el paradigma: se come distinto, se tiene otro tiempo, se generan otros vínculos, nos relacionamos con lo que poseemos de manera diferente. Una oportunidad cada 7 años.
Imagino que muchos estarán entendiendo este desarrollo como una posición utópica, hasta ingenua en este tiempo en el que el lenguaje de la propiedad rige todos nuestros climas.
Y justamente acá quiero quedarme. En una mitzvá particular, como lo es la Shmitá, para pensarnos a nosotros mismos a la hora de acercarnos a su cumplimiento. A ésta como a cualquier otra. El modo en el cumplimos lo que debemos cumplir habla de nosotros mismos, o quizás nos va moldeando.
¿Cómo se lee una mitzvá como Shnat Hashmitá?
¿Nos estaremos enfrentando a un tema que deberemos resolver técnicamente? ¿Pensaremos cómo sacaremos rédito de los años anteriores, cuánto acopiaremos, cómo cercaremos o no nuestra propiedad? ¿Pensaremos en los nuestros solamente? ¿Nos consolaremos creyendo que una vez cada siete, si dejamos entrar a “los otros” – llámese los extranjeros, los carenciados, los vulnerados- somos buena gente?
Hay un modo de cumplir que es correcto. El técnico. El que hay que hacerlo; está escrito. Y trataré que me perturbe lo menos posible. Así se ha tratado tantas veces de encontrarle la “letra chica” a esta mitzvá en la tierra de Israel para evitar su cumplimiento, porque el técnico es un burócrata de la ley. Va por la forma. Se siente orgulloso de la puntillosidad. Y en el nombre de la letra dura, vive rigidizado, ordenado, y a su vez, desligado porque el vínculo de obligatoriedad no permite ningún tipo de vinculación personal, pregunta o deseo.
Hay otra posibilidad de lectura cuando nos confrontamos con textos preceptivos, que nos indican un camino a cumplir. Y quizás sea la que provenga de una lectura ética. Hay un orden social, además de un resultado económico, en esta decisión de Dios, transmitida por Moshé al pueblo de Israel. Hay un trasfondo de justicia social, dado que cualquiera podrá “servirse” de lo que crezca en la tierra y a su vez es una oportunidad de vivenciar que nosotros somos, tenemos, vivimos, existimos, porque hay una tierra a la que debemos tratar con respeto. Me animo a decir que este modo de cumplir es motivador, y desafiante para la existencia humana. Tenemos la potestad de hacer el bien y eso nos hace bien. Un pensamiento que va más allá de nosotros y nuestros beneficios y que nos modifica cuando ponemos el foco en el prójimo y en la tierra- otro prójimo, aunque tantas veces lo neguemos.
Ambos cumplen, el técnico y el ético. Quizás a simple vista ambos hacen lo mismo. Lo que no es igual es lo que el cumplimiento hace de ellos. La sumisión o la libertad, el deber o el disfrute, el miedo al castigo o la construcción trascendente.
¿Dónde está escrito cómo cumplir las leyes de la Torá? En nuestra propia conciencia, en nuestras propia decisiones de hacer del texto bíblico nuestra hoja de ruta, de cómo lo transmitimos a nuestros hijos, de cómo nos preocupamos o de hacer más o de hacer mejor…
Ojalá que nuestro vínculo con la tierra y con la humanidad nos hagan reflexionar sobre esto.
Shabat Shalom Rabina Silvina Chemen

 

 

Glykeria: vuelve a conquistar al público local
Glykeria: vuelve a conquistar al público local

En estos días volvió a Israel la cantante Glykeria, para presentarse en los escenarios locales en tres salas colmadas. Recordemos que esta cantante griega, es muy querida por el público israelí, siempre cuenta con un séquito de admiradores y por ello se presenta con mucha asiduidad en nuestros escenarios- También en esta ocasión declaró el cariño que le tiene al público israelí que conoce sus canciones de memoria, al mismo tiempo, canta en hebreo. Interpretando canciones que acompañan su voz áspera y armónica, con un gran dinamismo en escena. Se presentó en el escenario del club Zappa acompañada por una orquesta de diez excelentes músicos.
La cantante nos cuenta que como parte de su estancia en Israel esta vez ha elegido alojarse en un prestigioso hotel de negocios “Port&Blue, que acaba de inaugurarse en el puerto de Tel Aviv y a Glikerya le encantó el hecho de que la gala de apertura fuera un acto de beneficencia donado a los sobrevivientes del Holocausto. El evento de lanzamiento fue muy

festivo, una noche de gala a la que asistieron muchos dignatarios, el intendente Ron Huldai, el rabino Meir Lau, la vicepresidenta de la Knéset Nurit Dolinsky, los directores generales y propietarios de empresas líderes. Los propietarios del hotel, el Sr. Kalman Huber y el Sr. Eli Gonen de Tara Holdings Inc. hicieron un llamamiento a toda la comunidad empresarial para que también puedan contribuir con los sobrevivientes del Holocausto.
Hila Zamir, gerente del nuevo hotel comenta que Glikerya eligió para su estadía una de las suitas más espectaculares del mismo, diseñadas por los arquitectos Yair y Naomi Faran. Cada suita cuenta una diferente historia en un estilo arquitectónico único y original, colorido e innovador. Todas con balcón y vistas al mar azul de las playas de Tel Aviv. La elección además se debe a que está a un paso del bullicioso centro de Tel Aviv y de allí puede llegar fácilmente a mercados y lugares de interés que ofrece el centro de ocio de Puerto de Tel Aviv, cerca del Park Ganei Yehoshua rodeado de rutas de senderismo y campos de deportes. ■ Aurora (Escrito por Chiquita Levov)

 

 

Manifestación antisemita en Guatemala contra una empresa de energía
Manifestación antisemita en Guatemala contra una empresa de energía

Manifestantes en Guatemala utilizaron lenguaje antisemita para protestar contra la empresa de energía más importante del país centroamericano, que es propiedad de un grupo israelí.

Energuate, un proveedor de energía privada propiedad de la compañía israelí IC Power, fue blanco de protestas que incluían congresistas, empresarios y miembros de las fuerzas armadas, informó el portal de noticias Estado de Israel.

Un cartel inmenso contenía la leyenda: "Los judíos me han matado en la cruz. Ahora los judíos de Energuate están matando a mi gente en Guatemala con la luz. "Fuera Energuate judía de Guatemala. Vamos a unirnos por la nacionalización de la energía eléctrica".

El material antisemita incluye

también una imagen de un Jesús crucificado y un pasaje del Nuevo Testamento: "Ay de vosotros judíos hipócritas que violentáis la justicia y el derecho de los pobres".
Un artículo en el sitio web Redes Cristianas, defendió el uso del tono antisemita en las protestas.

La semana pasada, los manifestantes protestaron y bloquearon 28 carreteras principales en Guatemala. El vicepresidente Jafeth Cabrera dijo que "tales bloqueos son una regresión en el desarrollo de Guatemala."

IC Power completó la adquisición de Energuate en enero por 265 millones de dólares. Dos empresas de distribución de electricidad de Energuate proporcionan servicios para aproximadamente 1,6 millones de hogares en Guatemala, lo que representa aproximadamente el 60 por ciento del país.

Aurora


El parlamento rumano aprueba los reclamos de las víctimas del Holocausto
El parlamento rumano aprueba los reclamos de las víctimas del Holocausto

El parlamento rumano aprobó una legislación para agilizar las reclamaciones de las víctimas del Holocausto y de la comunidad judía rumana. La Organización Mundial de Restitución Judía señaló que la legislación contó con el apoyo de todo el espectro político.

De acuerdo a la ONG, durante el último año se negoció con el gobierno rumano para acelerar el procesamiento de más de 40.000 reclamos presentados antes del plazo límite del 2003 y que luego han estado languideciendo en la burocracia.
“Esta ley reconoce las necesidades urgentes de los sobrevivientes rumanos del Holocausto, que han esperado demasiado tiempo para que sus reclamos sean atendidos", dijo Gedeón Taylor, presidente de operaciones de la Organización Mundial de Restitución Judía”.

“También se asegura que todas las organizaciones judías del período pre-Holocausto sean reconocidas como parte integral

de la vibrante vida judía antes de la guerra en Rumania y que la propiedad que les perteneció se devuelta a la comunidad judía. Esperamos con sumo interés poder trabajar con el gobierno rumano para asegurar la rápida aplicación de esta legislación”.
“En los últimos meses, Rumania, Serbia y Letonia aprobaron importantes leyes de restitución”, agregó Taylor. “Hay una tendencia general de los países de reconocer la urgencia de proporcionar esta restitución a los sobrevivientes que aún están con vida. Alentamos a otros países a actuar ahora”, expresó.

La ONG señaló que la nueva ley resuelve otras cuestiones relativas a las declaraciones de propiedades judías. Incluyendo unas 55 propiedades judías comunes, como escuelas y sociedades funerarias, que fueron extraídas a la comunidad en tiempos del pre-Holocausto, así como unas 40 propiedades que el régimen comunista gobernante rumano había obligado a la comunidad a “donar”. ■ Aurora

 

Consejo del día

Agradecer es un fundamento para la vida bella y saludable.

¿Quién no agradece?
El orgulloso, que es aquel que se cree en una posición mejor a la que realmente está.
Ese que es víctima de su EGO, el cual le eleva en nubes de fantasía para que viva disfrutando de un poder que no tiene, en la irrealidad de la perfección y el control. Hasta que de pronto, tarde o temprano, la nube se agujerea y cae, cae, cae, rompiéndose su débil personalidad en el camino, destruyéndose a causa de la impotencia. Por supuesto que sus reacciones serán las obvias procedentes del EGO, llantos, gritos, violencia física, aun más desconexión de la realidad y todos los derivados que de éstas surjan; sea en su fase altiva o cuando haya llegado el tiempo del desmoronamiento.
El orgulloso no agradece, ya que dice: ¿por qué habría de hacerlo?
Él considera que merece, que le deben, que recibe lo que le toca por derecho. Por lo cual, es innecesario que agradezca. ¿A quién se le ocurriría agradecer por obtener lo que es propio? Tal es su creencia.
Por ser impotente y cubrir su angustia con la fantasía de superioridad, está desesperado por obtener energía, aprobación, ánimo, esperanza, todo lo que carece y de lo cual depende para continuar. Si “se rebajara a agradecer”, estaría confesando su falta, su necesidad, su dependencia de otros; lo cual pondría en evidencia su fragilidad. Por lo cual, se encierra en esa muralla dura y calamitosa de la altivez, y te mira desde sus alturas como perdonándote la vida. Y en verdad, está profundo enterrado en el pozo del sufrimiento, en una pesadilla de la cual no quiere despertar, no puede hacerlo.
Entonces, toma y no agradece.
Recibe y no repone.
Se sustenta y no reconoce.
Porque habla el idioma del EGO, del recibir para sí, de acaparar para sentirse en poder.

En tanto, aquel que agradece se sabe imperfecto, con necesidades, en riesgo potencial a cada instante. Porque somos limitados, frágiles, humanos. Por lo cual, cada partícula obtenida es un deleite para disfrutar sanamente y por tanto para agradecer.
Aquel que agradece sabe sus límites, conoce sus fuerzas y flaquezas, y no se atormenta por ello. Simplemente admite lo que no puede cambiar, pero se esfuerza en superarse allí en donde tiene cabida hacerlo. Por eso, agradece.
Agradecer te fortalece sin quitarte nada, y da fuerzas a quien agradeces.

Comenzar el día agradeciendo la nueva oportunidad, es genial.
Culminar el día agradeciendo por las experiencias vividas, es un seguro de reposo.
Agradecer al Creador y a las criaturas y a lo creado.

Sí gracias, debiera ser un estilo de vida, porque fortalece, dignifica, espiritualiza.

Gracias por haber leído hasta aquí, ahora te agradezco si comportes este texto en tus redes sociales y además lo comentas. ■ SerJudío

 

 

   


Página Web