Noaj (Génesis 6:9-11:32)

El Hombre Condescendiente

Nadie en toda la Torá es presentado con elogios tan brillantes como Noaj. Él es un verdadero “hombre”, es recto, puro y camina junto a Dios. En tres ocasiones diferentes en el relato del Diluvio, la Torá nos cuenta que Noaj hizo “exactamente lo que Dios le ordenó”.

Y sin embargo podemos preguntar ¿Quién es Noaj? ¿Cuál es su importancia? En la mitad de la parashá de esta semana leemos que éste vivió 350 años después del diluvio y listo. Noaj desaparece de la historia tan rápido como apareció. No es como Abraham, el primer judío, a quien la Torá le dedica cuatro porciones semanales, y obviamente tampoco es como Moshé, quien aparece en la mayor parte de la Torá.

¿Dónde se equivocó Noaj? ¿Qué lo diferencia de un hombre como Abraham?

Creo que la respuesta reside precisamente en la frase que dice que Noaj actuó “exactamente como Dios le ordenó”. Dios se acerca a Noaj y le dice que está a punto de destruir a toda la humanidad y que debe construir un arca para salvarse. Noaj no lo piensa dos vece. “Sí Señor. Un arca. A la orden”.

¿Notas algo extraño? Dios dice que está por destruir el mundo entero y Noaj no reacciona. Simplemente va y construye el arca.

Cuando Abraham se enteró de que Dios planeaba destruir Sodoma y Gomorra, peleó con todas sus fuerzas para defender a sus habitantes. Dios no le dijo que hiciera eso, pero tampoco necesitaba hacerlo. Abraham confiaba en lo qué creía y tomó la iniciativa.

A diferencia de Abraham, Noaj fue muy condescendiente. Y Dios no quiere condescendencia. Si hubiera querido robots, fácilmente los hubiera creado. Pero en su lugar, nos creó a nosotros los seres humanos, con sentimientos, pensamientos e ideas. Dios creó la independencia para que hagamos uso de ella, no para que la reprimamos. Abraham luchó por lo que creía correcto, Noaj no tuvo ninguna opinión. Él sólo siguió a Dios.

Ahora bien, seguir a Dios no está mal. Pero a veces, de hecho muy seguido, no es suficiente. Las leyes de Dios representan una estructura sobre la cual podemos construir, no una jaula para vivir.

La palabra Noaj en hebreo significa “descanso”, casi intransigencia. Él tomó el camino fácil de “seguir a ciegas”, no el desafiante sendero del liderazgo que tomaron Abraham y Moshé. Es por eso que la Torá lo olvida tan rápidamente. Los robots son mucho menos interesantes que las personas. (Escrito por Rav Shaul Rosenblatt)

 

Richard Gere en “Time Out of Mind”

Nuevo Proyecto: “El Reino de los caballeros” Esta película es en parte una colaboración de Gere con el director israelí-estadounidense Oren Moverman es en parte una película, mitad experimento social. 
Un hombre sin hogar con un sombrero de invierno de punto que cubre su frente casi hasta los ojos se encuentra en una calle de Manhattan pidiendo a los transeúntes un pequeño cambio en una taza desechable de McDonald's.
Time Out of Mind, es en parte una película y en parte un experimento social. Como en todos los clichés sobre la alienación urbana en Nueva York, decenas de personas pasan rápidamente mientras hablan con entusiasmo con sus teléfonos móviles, o pretenden no ver al hombre desesperado pidiendo ayuda. 
Si se hubieran molestado en levantar la vista de sus celulares por un segundo habrían descubierto que el hombre sin hogar en frente de ellos pidiendo un poco de dinero para la comida no era otro que el actor de Hollywood Richard Gere. 
Gere, de 65 años, ha protagonizado decenas de películas de Hollywood, incluyendo “American Gigolo” y “Pretty Woman.” El año pasado decidió hacerse cargo de esta aventura cinematográfica que es nada menos que un experimento social, junto a su productora, Gere Productions, se alistó el director israelí-estadounidense y guionista, Oren Moverman, (“Rampart”, “The Messenger”) y los dos comenzaron a trabajar en una investigación de varios meses que incluyó vivir en refugios para desamparados en Nueva York y docenas de conversaciones con las personas sin hogar. 
El resultado es “Time Out of Mind”, un drama que recibió críticas entusiastas en el Festival de Cine de Toronto y ahora está siendo proyectada en el Festival de Cine de Nueva York. 
La pareja decidió filmar todas las escenas en las calles de Nueva York con personas reales que pasaban y no con actores y extras. El principal temor de Gere fue que él sería reconocido de inmediato, pero se sorprendió cuando nadie lo identificó como el famoso actor - pero en cambio solamente vieron a un hombre sin hogar, un agujero negro, alguien que encarna el fracaso. 
“Hubo dos o tres veces que alguien me habló en la calle”, relató Gere. “Uno de ellos era un turista francés y una mujer que pensó que yo era un vagabundo y me dio un poco de comida. Las otras dos veces fueron afroamericanos y sólo pasaron y se fueron, “‘Hey Rich, ¿cómo te va yendo…?” No dudaron sobre lo que estaba haciendo allí o si estaba atravesando tiempos difíciles, simplemente pasaron y se fueron. ■ Aurora

 

Nueva película de la Guerra de los Seis Días

 

Aborígenes y canguros en el Gan Guru Una nueva película sobre la Guerra de los Seis Días, basada en el libro “La Puerta del León: en la primera línea de la guerra de los Seis Días”, es producida por Basil Iwanyk. Quien ha respaldado películas como “The Expendables” y “Clash of the Titans”, adquirió los derechos cinematográficos de la obra “Puerta del León”, de Steven Pressfield. 
El libro, basado en entrevistas con veteranos de la guerra, cuenta la historia de junio 1967, la victoria de Israel sobre varios ejércitos árabes, en la que tomó Cisjordania, la Franja de Gaza, los Altos del Golán, Jerusalén Este y el Muro de los Lamentos. 
La historia de la Guerra de los Seis Días se ha contado antes, en la película de 2007 “Seis Días en junio”, dirigida por Ilan Ziv. 
El abogado Joseph Schick y el productor Jacob Septimus por otra parte están planeando contar la historia a través de la película “Jerusalem ‘67,” habiendo optado por el libro de Abraham Rabinovich “La batalla por Jerusalén.” ■ Aurora

 

Jardín Botánico con fascinantes actividades

Aborígenes y canguros en el Gan Guru

 

(Flores de Ester Ederi). La festividad de Sucot se debe tener en cuenta en el vistoso Jardín Botánico de la Universidad de Jerusalén en Givat Ram, se aprovecha para las fiestas como entorno encantado para ser visitado e invita al público a ver el proyecto llamado “Botaniada” que es un marco de actividades teatrales para toda la familia. Se realiza en colaboración con el teatro Blagina e invitan a todo el público a un evento lleno de magia, una maratón teatral de plantas, flores, esculturas mágicas y arte. Se podrá ver como las plantas cobran vida y se convierten en personajes humanos coloridos y felices. Alrededor de las plantas se reúnen los personajes y participan en emocionantes sesiones, además de pasear por el laberinto de la Sabana Africana, hasta el 14.10.
También Broken Flowers, que es una exposición escultural de flores de cristal (Glass Flowers) de los artistas del grupo de Beit Halojem de la capital. 
Alrededor del lago del jardínbotánico se ven flores de cristal, adornadas con flores creadas con diversas técnicas y materiales reciclados algunas de las estatuas se encuentran dispersas en el suelo y otras flotando. Cada artista inspiró su obra en la vegetación. La unión entre el vidrio y las plantas del jardín es fascinante y cada obra se relaciona con la naturaleza y las leyes cíclicas. Continúa abierta hasta el sábado 18.10. 
Como sabemos, el Jardín Botánico fue fundado en 1953 y es una joya de la naturaleza en el corazón de Jerusalén, el centro para el turismo, la recreación, la educación y el centro de formación. 
En el jardín crecen más de 6.000 tipos diferentes de plantas de una variedad de regiones geográficas del mundo. El mismo sirve como un Banco donde se mantienen jardines con plantas valiosas, incluyendo las plantas en peligro de extinción, plantas ornamentales y árboles forestales. 
Además este jardín ofrece una increíble colección de plantas raras de todo el mundo para embriagar al visitante con colores y aromas. ■ Aurora

 

 

 

Sobreviviente se gradúa de la escuela secundaria
Sobreviviente se gradúa de la escuela secundaria

Un diploma de escuela secundaria puede no valer tanto hoy en día como lo era antes. Pero para un sobreviviente del Holocausto, sigue siendo extremadamente valioso.
El Holocausto interrumpió la educación de la escuela secundaria de Henry Friedman, oriundo de Polonia, que ahora vive en Mercer Island, Estados Unidos.
Pero esta semana, a los 86 años, recibirá un diploma de honor del Distrito Escolar de Kent el área de Seattle, donde ha sido voluntario durante más de 20 años, informó King 5 News. 
Friedman es un visitante regular de las escuelas locales, donde comparte su historia de esconderse en un granero durante 18 meses. Dice que fue uno de los 100 judíos en su ciudad -de una población de 10.000 – que sobrevivió el Holocausto. 
Como corresponde a sus presentaciones, con frecuencia hace hincapié en la importancia de la educación. 
"Tuvimos propiedades en Europa. La mayor parte de aquellas se perdieron. Teníamos dinero. La mayor parte se perdió. Pero tuve la oportunidad de llevar a través de las fronteras la educación, lo que los maestros habían puesto en mi cabeza", dijo a una clase de historia de primer año en Kent Mountain View Academy. "Nadie puede quitar eso de ustedes", suele decir a los jóvenes. ■ Aurora

 


Olim franceses en busca de su hogar 

Durante los últimos diez años el número de personas que dejan Francia está aumentando entre un 2 por ciento y 4 por ciento anual, y el 40 por ciento de los que se van y dicen que no Olim franceses en busca de su hogar esperan volver a Francia.
Los judíos representan menos del 1 por ciento de la población de Francia, y la inmigración a Israel puede no ser significativa en términos del éxodo general de Francia. Su motivación para abandonar Francia sin duda varía entre la insatisfacción con la economía francesa y la falta de oportunidades, el aumento de incidentes antisemitas en los últimos años, y un deseo de "volver a casa" a Israel. 
En esta oportunidad en el vuelo de El Al del día martes, desde Tel Aviv hacia París la lengua dominante es el Francés, hay muchos jóvenes con niños, los pequeños hablan hebreo y los padres francés, están en camino a visitar a sus abuelos.
En el viaje de regreso del día viernes nuevamente se habla francés, algunas de estas personas hacen “aliá” (emigración a Israel), otros vienen para visitar a sus familiares e hijos.
El titular de “Le Figaro” de ese día fue "Los franceses que abandonan Francia", y el subtítulo es "universitarios graduados, empresarios y jubilados." De acuerdo con una comisión parlamentaria francesa, el número de franceses que abandonan el país está creciendo.
Parece ser que los franceses están buscando “pastos más verde” - los más jóvenes están en búsqueda de oportunidades y los más viejos en busca de mejores lugares para retirarse. Esto, por supuesto, es muy significativo para Israel. Fuera de Israel, la comunidad judía francesa es la segunda más grande del mundo, sólo por detrás de los Estados Unidos. 
La importancia de la inmigración de los judíos franceses no se puede medir sólo en números. 
Es la primera inmigración a gran escala a Israel de judíos que no están huyendo de sus hogares, que no están llegando a Israel desde una zona de peligro. Ellos están llegando a Israel porque prefieren Israel. ■ Aurora

 

Los judíos de la diáspora compran viviendas en Israel  
Los judíos de la diáspora compran viviendas en Israel

A mediados de agosto, cuando la fuerza aérea y el cuerpo de artillería bombardearon Gaza y miles de cohetes palestinos fueron dirigidos hacia Israel, el mercado inmobiliario se congeló. 
Dos importantes transacciones se llevaron a cabo en el edificio de Tel Aviv “Beit Hakshatot” (la Casa de los Arcos), en la esquina de las calles Hayarkon y Trumpeldor. De la década de 1920 y considerado una de las estructuras más impresionantes de la ciudad, como parte de un proyecto por parte de los desarrolladores Acrópolis Ven-tures, Beit Hakshatot será renovado y convertido en un hotel boutique, coronado por una torre residencial de 13 pisos. 
Mientras tanto, durante la guerra de Gaza, un francés compró un apartamento dúplex de 13 millones de shékels, mientras que un estadounidense invirtió en dos departamentos en un tercer piso que luego refaccionó, por 10,5 millones de shékels. Estas operaciones han demostrado que los extranjeros siguen siendo una fuerza en el mercado de bienes raíces israelí. 
Son una fuerza a pesar de que han reducido drásticamente su presencia desde 2005, incluida en el primer semestre de este año. 
"De acuerdo con lo que escuchamos, los judíos que viven en el extranjero se sienten menos cómodos en sus países de origen y quieren comprar una propiedad en Israel, que servirá como un refugio seguro," dice Michael Rottenberg, vicepresidente ejecutivo de Acrópolis. 
"Para los extranjeros ricos, los precios que para la mayoría del público se consideran altos no son caros. Y cuando encuentran un producto único y raro, como un apartamento en el paseo marítimo de Tel Aviv, en un edificio histórico, están dispuestos a gastar el dinero, incluso durante el período en curso". El Ministerio de Finanzas ha examinado los patrones de compras de apartamentos por parte de extranjeros. El periodo pico fue 2005 a 2006, con 5.000 apartamentos comprados cada uno de esos años. Los extranjeros representan cerca del 6% del mercado de la vivienda de Israel. 
Pero luego vino la fuerte caída, en especial durante la crisis económica mundial que estalló en septiembre de 2008. 
Ese año 3940 unidades fueron compradas, y en 2009 - lo más profundo de la crisis - sólo 2.800. En 2011 y 2012 se produjo una ligera recuperación a 3.500 unidades al año, mientras que en 2013 el número cayó de nuevo a 3200. ■ Aurora

 

 

 

Lo que se dijo en..."El Ático"

 

Simjat Torá, la alegría de reiniciar el ciclo

Esta semana hemos puesto broche final a los festejos de Tishrei, el llamado "mes poderoso" en que se reunieron el Rey Shlomó y el Rey Hiram, de Fenicia, para establecer las condiciones de sus relaciones comerciales.

Siendo el mes de la creación del mundo, se ha establecido la celebración de Simjat Torá para remarcar la finalización de la lectura anual del Jumash, reiniciando nada más acabarlo, un ciclo más de lectura con los primeros versículos de Breshit. 

Y eso es lo que nos ha ocupado en Beit Emunáh esta semana, procediendo a desenrollar y enrollar los pergaminos unidos de nuestro Sefer, en una lectura en la que nos va instruyendo y dando confianza en las aliot. Estamos muy orgullosos del Sefer Toráh de Beit Emunáh, tan poderoso y grande, con la letra tan clara y preciosa, tan cargado de historias desconocidas, sin duda, llenas de vicisitudes, ya que "nació" en Kiev, Ucrania y allí estuvo muchos años hasta que tuvo que salir hacia América, encallando en el Templo "Congregation of Moses", de Kalamazoo, Michigan, EEUU.
Allí estuvo en su Arón hakodesh durante varios decenios, volviendo a Europa, a Oviedo, por generosidad de la kehilá de Kalamazoo, en agosto de 2006, de la mano de nuestra amiga Alba Toscano. 

Cuando lo sacamos a las hakafot cada semana, nos embarga la emoción de saber que estamos cargando también con una larga historia llena de sentidas lecturas, de centenares de celebraciones del calendario, de muchos bnei Brit, jatanim, rabinos, jazanim y demás personas han puesto sus ojos en ese Sefer que, sin duda alguna, es el objeto más apreciado y respetado de la kehilá.  

Que H' nos conceda muchos años y larga salud, para seguir celebrando Simjat Torá, con la satisfacción de cumplir una mitzvá emotiva y reconfortante.