Ki Tisá (Éxodo 30:11-34:35)
Influencia social
La transgresión del Becerro de Oro es probablemente el error más grande en la historia judía. Pero si observamos con detención, no parece ser tan grave. De tres millones de judíos, ¿cuántos dirías tú que fueron los que perpetraron tan patética calamidad? ¿Tres cuartos? ¿La mitad? ¿Un tercio?
La Torá dice que al final, cuando detuvieron a los culpables, encontraron que sólo había 3.000 personas involucradas. Eso representa tan sólo el 0.1%, pero a pesar de eso, toda la nación fue considerada como culpable. El Becerro de Oro es conocido como un pecado que hizo todo el pueblo judío, y no como un pequeño error cometido por 3.000 judíos. ¿Por qué?
Es comprensible que los individuos sean considerados responsables por actos de mayor alcance que son condonados por la sociedad, después de todo, los individuos son los que la conforman. Pero ¿por qué responsabilizar a la sociedad por las acciones de un grupo de individuos dentro de ella? Obviamente toda sociedad cuenta con personas que se han desviado del buen camino.
La respuesta reside en comprender que la sociedad es la mayor influencia en nuestra vida y en nuestros valores. Da forma a quienes somos más que cualquier otra fuerza. Y si la sociedad tiene el poder de moldear los valores de los individuos, entonces también debe ser considerada responsable cuando no logra hacerlo. El hecho que determinados individuos construyeran un ídolo significaba que la sociedad a la que pertenecían no abominaba la idolatría lo suficiente. Si la idolatría hubiera sido considerada una conducta totalmente escandalosa, ellos nunca hubieran considerado tal opción.
El hecho de que la esclavitud sea considerada tan cruel en Occidente causa de cierta forma que ésta no exista. Si se considerara a las drogas de forma similar, éstas serían mucho menos comunes. Pero nuestra postura frente a las drogas es equívoca. Claramente entendemos que son dañinas pero, ¿se las considera tan atroz como a la esclavitud? Absolutamente no. El racismo es desagradable, incluso tal vez malo, pero no es aborrecido y por eso continúa siendo parte de nuestras vidas.
Muchos consideran que el adulterio es una traición a un voto sagrado. Es uno de los Diez Mandamientos. Y entonces, ¿por qué es tan común y desenfrenado?
Porque muchos lo consideran “una mala idea”, o tal vez “malo”, pero no primero en la escala de los pecados. Y cuando en una sociedad no hay un acuerdo respecto a condenar cierta acción, esto le deja mucho espacio a la gente para atreverse a hacer lo que quiera.
La sociedad le da forma a los valores de los individuos que la componen y, por lo tanto, el judaísmo considera que la sociedad es la responsable por los actos de los individuos. Pareciera que hoy en día seguimos pagando por el Becerro de Oro.■

 

 

Mi pequeño Museo Nacional de Historia Natural Mi pequeño Museo Nacional de Historia Natural ”

Se inaugurará una nueva muestra con la obra de la artista Tessy Cohen Pfeffer, israelí de origen argentino. Se titula “Mi pequeño Museo Nacional de Historia Natural”, el curador es Nir Harmat, quien expone junto a la obra del artista Nitsan Hamerman. Se exhiben en la galería “Art Space” de Kiriat Hamelacha de Tel Aviv, calle Shvil Hameretz, se puede visitar hasta el 14 de marzo.
Tessy nació en Argentina y llegó a Israel en el año 1966, estudió en el colegio de Bellas Arte de Buenos Aires y Quilmes y en Israel en la Academia de Artes Bezalel. En 1980 se perfeccionó en el Instituto para Maestros de Arte de Ramat Hasharon. Actualmente trabaja en su estudio de Tel Aviv y enseña arte en el Centro Educativo del Museo de Tel Aviv. Desde 1990 participa en numerosas muestras individuales y colectivas, Harmat explica que la exposición presenta una serie de obras de los últimos dos años. Según contó la misma Tessy, están inspiradas en una visita de hace quince años atrás al Museo Nacional de Historia Natural de París, uno de los más antiguos, fundado en 1793 y es algo así como una continuación directa y natural del jardín real de plantas medicinales establecido alrededor de ciento cincuenta años antes por el rey Luis XIII.
Tessy Cohen recupera los recuerdos y la perspectiva pintando trabajos de gran escala de óleo sobre lienzo. Pinturas abstractas, coloridas, llenas de detalles y texturas, que forman un cuerpo de trabajo en el cual la artista vuelca en forma abstracta los objetos y momentos vividos en el Museo de Historia Natural, pero los traduce a su propio estilo. Entre otras cosas, se pueden identificar los dinosaurios, elefantes y piedras.
Cohen Pfeffer investiga aquí los fundamentos biológicos evolutivos primarios, los descuartiza y dispersa como si fuera señales o huellas de la historia, de la biología, de la época, mientras que fracturan la obra de arte y el acto de la pintura misma.
Esta perspectiva retroactiva permitió que las imágenes maduren, se desarrollen, pero en realidad es una especie de investigación del pintoresco.
Se analiza en esta obra la relación entre la forma, el patrón, la técnica, la función y los resultados obtenidos son muy variados.
El mecanismo de la pintura cuenta la historia individual y paralelamente la del sujeto.
La distancia entre el concepto de la pintura y su aplicación produce una sensibilidad especial que se desprende del propio concepto de actividades significativas y el espectador se convierte en un colaborador mental del proceso creativo. ■ Aurora

 

La Hora de los niñosLa Hora de los niños

(Foto: La Flauta Mágica). En el Centro de las Artes Escénicas y Hogar de la Opera se llevarán a cabo durante la fiesta de Purim dos encuentros importantes en el marco de la serie titulada "La hora de los niños” producida por la ópera con el objetivo declarado de acercar a este género a un sector de público diferente al habitual y también el de revelar a los más pequeños a un género musical diferente y un tanto difícil pero en la forma más adecuada a su edad.
El programa de Purim ofrece dos óperas que como todas las de esta serie son muy ricas y tienen como meta montar y ofrecer un espectáculo infantil en el cual los niños de diferentes edades (niños de 3 a 8 años), se encuentren frente a frente con los personajes coloridos del mundo de la ópera. Es una hora dedicada al encanto de este género adaptado especialmente para público menudo, durante la cual los cantantes ejecutan arias y dúos famosos, acompañados de instrumentos musicales y explicaciones textuales.
Las óperas que se presentarán esta vez son: "La flauta mágica" de Mozart, cantada en hebreo en la que se cuenta la historia de un cazador de pájaros Papageno que sale a buscar a una princesa raptada Pamina y lo logra con la ayuda de tres damas misteriosas que lo asisten en la búsqueda de la necesaria flauta mágica. Y cuenta con la participación de los solistas del Estudio de la Opera israelí, el director dramático es Niv Hoffman que está a cargo de todos los encuentros de esta serie. Se presenta el 4.3 a las 10.30hs.
"La Cenerentola" de Rossini pieza inspirada en el famoso cuento de la cenicienta, la niña humilde que se convierte en princesa. Aunque un poco cambiado.
En lugar de una terrible madrastra encontramos aquí a un padre bastante simpático que no aprecia a su primogénita, prefiriendo a las dos hermanastras, no hay aquí hadas sino un mago Eliodoro que ayuda a la cenicienta a llegar al baile del príncipe. Muy divertida y en hebreo. El 5.3 a las 10.20hs.■ Aurora

 

¡Adiós señor Spock!
Fallece el carismático señor Spock de "Viaje a las estrellas"

El actor Leonard Nimoy, quien diera vida en la gran pantalla al icónico señor Spock en la saga "Star Trek", falleció a los 83 años en su domicilio en Bel Air, en Los Ángeles, víctima de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), según informó su familia.

Nimoy hizo público en 2014 que padecía esa dolencia después de que trascendieran fotografías en las que aparecía en una silla de ruedas conectado a un respirador artificial.

El intérprete explicó que se encontraba "bien" pero no podía "caminar distancias muy largas", antes de pedir a los fumadores que aprendieran "la lección".

Nimoy atribuyó sus problemas de salud a sus años de adicción al tabaco, un hábito que había dejado hacía más de tres décadas.

La noticia de su fallecimiento fue revelada al diario Los Angeles Times por el hijo del actor, Adam Nimoy.

Nacido el 26 de marzo de 1931 en Boston, era hijo de inmigrantes ucranianos judíos ortodoxos y se convirtió en un icono de la cultura pop idolatrado entre los fanáticos de la ciencia ficción por encarnar en la pequeña y la gran pantalla a Spock,

un extraterrestre del planeta Vulcano de gran inteligencia pero con dificultades para socializar.
Nimoy hizo de Spock en la serie de exploración galáctica "Star Trek" entre 1966 y 1969 y retomó el personaje en múltiples ocasiones en el cine, con la adaptación del programa a la gran pantalla entre 1979 y 1991, años en los que se estrenaron seis largometrajes.

El actor volvió a reaparecer como Spock en la reedición de la saga dirigida por J.J. Abrams, "Star Trek" (2009) y "Star Trek: Into the Darkness" (2013).

El papel del vulcaniano marcó profesionalmente a Nimoy, pese a sus esfuerzos por no encasillarse que le llevaron a buscar otras vías creativas en el teatro, la literatura o la fotografía.

En 1975, publicó su primera autobiografía, significativamente titulada "Yo no soy Spock".

Sin embargo, veinte años más tarde, ya reconciliado con el personaje y tras reconocer lo que le había aportado, publicó en 1995 la segunda y de momento definitiva autobiografía: "Yo soy Spock".

La Cámara de Comercio de Hollywood anunció que depositará un ramo de flores sobre la estrella que lleva el nombre de Leonard Nimoy en el icónico Paseo de la Fama de Hollywood.

Aurora

 

 

Alto rabino de Shas califica de "estúpido" al himno de Israel
Alto rabino de Shas califica de "estúpido" al himno de Israe

 

El principal rabino del partido ultra ortodoxo sefaradí, Shas, calificó de “canción estúpida” el himno nacional de Israel “Hatikva”.

Durante una conferencia del partido Shas en la ciudad sureña de Sderot, el rabino Shalom Cohen, presidente del Consejo de los Sabios de la Torá, recordó la ceremonia de asunción de Yitzhak Nissim como Rabino Jefe de Israel en 1955, cuando Cohen se sentó junto al extinto rabino Ovadia Yosef, líder espiritual de Shas.

La multitud se paró y comenzó a cantar el himno “Hatikva”. “Yo pensé, ‘están todos locos’, y no me paré. El rabino se paró”, relató Cohen.

De acuerdo con Cohen, Yosef le dijo que recitó la plegaria “Aleinu” cuando todos estaban cantando. “Un hombre honesto, no quería que la canción estúpida lo afectara”, expresó Cohen ante aplausos y risas.

Cohen también atacó al movimiento religioso nacional, condenando a

sus integrantes por enviar a sus jóvenes al ejército, y sugiriendo que son comparables a Amalek, la némesis (o enemigo encarnizado) bíblica del pueblo judío.
Cuando el discurso salió a la luz en los medios, Shas respondió que “Nadie puede enseñar al sabio de la Torá, Shalom Cohen, que vivió en la Ciudad Vieja de Jerusalén toda su vida, sobre sionismo, ni cómo uno debe relacionarse con Israel”.

“Es su derecho y responsabilidad pensar que las fuentes de la Torá (Pentateuco), que acompañaron al pueblo de Israel durante miles de años, y que habla sobre el deseo y el regreso a Sion, son mil veces más preferibles que una canción que fue escrita en las décadas recientes”.

“Nosotros respetamos a todas las personas de la forma que elijan para conectarse con Sion. Lo que es importante es el hecho de la conexión de los judíos con su patria, y no la manera de cómo se hace”. ■ Aurora

Presunto torturador argentino encuentra refugio en Israel
Presunto torturador argentino encuentra refugio en Israel

 

Fue encontrado en Israel Teodoro Gauto, ciudadano argentino prófugo por delitos de lesa humanidad. Un documental difundido por Canal 1 Reshut Hashidur, demostró que vive en Kiriat Bialik, ciudad cercana a Haifa.

Gauto está siendo buscado por la justicia argentina por haber participado como delator de personas militantes en la época de la dictadura militar, y en eventos de torturas y sustracción de menores. Como su esposa es judía, fue beneficiado por la Ley de Retorno, emigró a Israel en 2002 y cambió su nombre por Yosef Carmel. Pero la extensa comunidad de argentinos residentes lo identificó rápidamente, y el periodista Shlomo Slutzky lo entrevistó sin poder escapar del escrutinio público.

En la entrevista telefónica con Slutzky, Gauto confesó: "Mientras yo esté en este país (por Israel), y medianamente pueda

estirar el tema, es decir, jugar con el tema de que no hay extradición, seguiré acá. Si yo voy a Argentina y me presento me van a encerrar en un calabozo, y yo..., obviamente, no estoy preparado para eso (...) "Yo no tengo ideología y en aquella época, tenía 20 años, y me interesaba tener la pilcha nueva, la ropa nueva, por eso entré a trabajar ahí. Mi trabajo era confeccionar fichas con nombres y apellidos de una lista que me llegaban, en algunas decía comunista; en otras, marxista-leninista, y... todos los datos que podían tener estas personas. Ese fue todo mi trabajo", afirmó.

En el informe se cuestiona que Israel no haya entregado al prófugo, que ya estaba siendo buscado por Interpol, lo que coloca al Estado en una posición de encubridor de delincuentes de lesa humanidad. ■ Aurora

 

¡Purim ha llegado!

Purim nos apela a todos por el modo como se festeja desde tiempos remotos hasta nuestros días. Es la única festividad judía que no requiere un estricto marco religioso. A lo largo del año, el judío se hallaba dedicado, casi siempre, a pensamientos austeros y profundos, por lo que el aspecto lúdico de la vida, quedaba relegado, buscando expresarse. El judío en los festejos de Purim, cuando la diversión era algo lícito y recomendable, y hasta podía deleitarse con alguna copita, "ad-lo-iadá", "hasta no saber", esto es, no saber discernir "bein arur Hamán uvaruj Mordejái", entre la maldición a Hamán (el malvado) y la bendición a Mordejái (el justo). Por eso se denomina "Adloiada" ("Hasta no saber") el desfile público que los niños, con sus máscaras y sus disfraces, realizan el día de Purim en las calles de Israel.
Purim no es un día sagrado, sino un día de esparcimiento. No se celebra con oraciones devotas sino más bien con cierto grado de estrépito y algarabía. Se hacen sonar las matracas, se bebe una copa, se canta, y las comparsas de enmascarados recorren las calles. Algunos judíos orientales conservan la costumbre de festejar Purim con un tumultuoso desfile alrededor de una figura que representa a "Hamán Harashá" (Hamán el Malvado). Por la mañana, luego de la lectura del Libro de Ester (llamado "Meguilá" por hallarse escrito en un rollo), los niños clavan una estaca en medio del patio y cuelgan de ella un muñeco relleno de paja y trapos. Luego rodean al muñeco, baten palmas y gritan: "¡Hamán Harashá!" (¡Hamán el Malvado!). También durante la lectura del texto bíblico "Meguilat Ester" se dan golpes con los pies y hacen sonar sus matracas cada vez que se menciona el nombre de Hamán. "Meguilat Ester" no es un idilio apacible, a la manera de Libro de Rut, por ejemplo. Es un drama ágil y animado en forma de novela. Todo lo que narra se mueve a un ritmo acelerado, a una curiosa velocidad, propios de un espectáculo. Las escenas se suceden trayendo cambios inesperados.
En la kehilá estamos felices de celebrar la fiesta un año más y nos encantaría que todo mundo que nos sigue y nos lee, se acercara a disfrutar con nosotros.
¡Purim sameaj!!