Vaiakel (Éxodo 35:1-38:20)

¿Por Qué Hacemos Esto?

Esta parashá tiene al comienzo unos pocos versículos relacionados con Shabat, y todos los versículos restantes tratan acerca de la construcción del Tabernáculo. Gracias a esta yuxtaposición, nuestros sabios aprenden que está prohibido construir el Tabernáculo en Shabat. No obstante, uno podría pensar que dado que el Tabernáculo representa un medio a través del cual el individuo puede obtener una relación más profunda con Dios, su construcción debería estar por sobre las leyes de Shabat. Sin embargo, esto no es así. ¿Por qué?

Creo que la razón es porque la acción de “construir” es, al final de cuentas, un acto mundano. Y cuando nos involucramos en algo mundano, independientemente de si tiene un propósito significativo o no, es muy fácil olvidarse por qué lo estamos haciendo.

Una enfermera puede extraer sangre el día entero y convertirse en una extractora de sangre en vez de en alguien que está ayudando a salvar vidas. Un voluntario en países del tercer mundo que cava zanjas para el riego puede convertirse en un cavador de zanjas en vez de en alguien que está ayudando al desarrollo de la nación. Y una persona que construye el Santuario para Dios puede terminar viéndose a sí mismo meramente como un constructor.

Shabat es el día en que nos detenemos y recordamos. Es el día que dejamos de hacer lo que hacemos diariamente y recordamos el motivo por el cual lo hacemos. Si la respuesta que obtenemos es positiva, entonces Shabat nos ayudará a agregar significado a la semana. Y si la respuesta que obtenemos no es positiva, entonces Shabat (esperemos) nos ayudará a redirigir nuestra vida hacia logros significativos.

Si no nos detenemos en Shabat para reenfocarnos, entonces incluso la construcción del Tabernáculo de Dios podría perder su significado para nosotros. Cuánto más aún con respecto a las demás tareas en las que nos vemos involucrados constantemente. Por lo tanto, es vital tener esa perspectiva – cada semana, sin excepción.

 

(Escrito por Rab Shaul Rosenblatt)

 

“Clipá Aduma” llega al sur de Tel Aviv

A partir del 19 y hasta el 24 de febrero, se llevará a cabo la séptima edición de “Clipá Aduma”, un festival de arte perfomance y teatro visual, fundado hace seis años por el prestigioso grupo israelí de fama mundial. Es un evento internacional con montajes en varios sitios del país. Este año llegan artistas de renombre procedentes de Japón, República Checa y Alemania. A ellos se agregan los creadores israelíes para ofrecer una aventura artística muy especial. Precisamente la unión entre los invitados y los locales es uno de los objetivos del festival. Esta vez el acontecimiento se lleva a cabo en escenarios de Tel Aviv, Haifa y también en las calles.

Sus organizadores Idit Herman y Dimitri Tupalnov, que se a la vez los directores y quienes lo idearon, comentan sobre el festival: Se desarrolla en la calle y en el escenario buscando la realidad israelí y yendo mucho más allá. La parte sur de Tel Aviv es una zona de fricción constante, algo así como el patio trasero de la realidad israelí; algo que la mayoría de la gente prefiere reprimir y olvidar.
Sin embargo, en los últimos tiempos, junto con el creciente interés de los medios de comunicación, se tomó la decisión de convertir la calle en un espacio de creación, junto con la sala del teatro Clipá que se halla precisamente en la zona sur, en uno de los puntos débiles en el país, pero es una burbuja de protección del arte que surge del área de la estación central vieja de autobuses”.
El nombre de uno de los montajes más importantes del festival es "Lo más bajo de Tel Aviv " y su creador Dror Lieberman, llevará al público a un recorrido por la zona de la estación de autobuses vieja, mientras que expone su historia personal acerca de su decisión de abandonar el país y su inevitable regreso.
Además, nueve artistas israelíes audazmente revelarán sus historias personales de vagancia, exploración y confrontamiento con la realidad israelí, utilizando una amplia gama de estilos y géneros: movimiento, siluetas, actuación, drama con objetos e incluso alimentos.
El plan original para era centrarse sólo en la creación de Israel local. Pero feliz y sorprendentemente los artistas internacionales demostraron mucho interés en llegar a Israel a participar en el festival, por lo cual vuelve a ser un programa internacional.
En este marco llega, por ejemplo, el conjunto Do Theater de Alemania, ganador varias veces de los premios del prestigioso Festival Fringe de Edimburgo. Trae “Upside Down” (al revés) una pieza en la cual una serie de personajes de ficción, muestra fracciones de visualización de la realidad bizarra del laboratorio donde se llevan a cabo experimentos para crear a la persona perfecta, en forma de ensueño.
“Frágil" es una obra maestra del grupo checo Krepsko. Este espectáculo atrapó el corazón de los espectadores desde Islandia a Pakistán, a través de medios minimalistas y un lenguaje teatral único. La cooperación desde hace muchos años entre Idit Herman y Demetri Tulpanov con los artistas del Butoh Japonés y de Takatro Kudo, dieron lugar a un nuevo montaje que se ha presentado ya con éxito en Tokio en noviembre de 2013. En el Festival, el espectáculo se presentará en una inusual ubicación en la Galería del Puerto de Haifa, justo antes de su anunciado cierre. También se ofrecerán talleres de danza Butoh para bailarines locales. (Escrito por Chiquita Levov)

 

El rodaje de Natalie Portman irrita ultraortodoxos en Jerusalén

Nacida en Jerusalén hace 31 años, la actriz Natalie Portman nunca imaginó que su regreso a casa, en su debut detrás de las cámaras, pudiera ser objeto de una controversia religiosa.

No tanto por el guión, una adaptación de "Una historia de Amor y oscuridad", la novela autobiográfica del famoso escritor Amos Oz, si no por el lugar elegido para recrear los tiempos del Mandato Británico.

Se trata de los barrios de Mea Shearim y de Nahlaot, habitados por crecientes comunidades de ultraortodoxos judíos, cada vez más visibles e influyentes en la ciudad santa.

Aunque el rodaje apenas ha sufrido contratiempos, varios grupos de "Haredim" -ultraortodoxos judíos- y algunos vecinos se han quejado del ajetreo de las cámaras y el ir y venir de personas y equipos cerca de instituciones religiosas, además del corte de varias calles al tráfico.

Según el canal 10 de la televisión, residentes de Nahlaot enviaron una carta a la municipalidad para quejarse de que los rodajes "se realizaban en calles cercanas a lugares religiosos sensibles como sinagogas y escuelas" y pedir que todo se supervisara con antelación para evitar ofensas.

Una misiva cuya existencia las autoridades de Jerusalén -que financian el proyecto con cerca de 460 mil dólares- se aprestaron a negar.

"Existe una constante tensión entre el deseo de celebrar la diversidad y el interés de Jerusalén y los grupos extremistas que tratan de evitarlo", explicó la subintendente de la ciudad, Rachel Azaria.

"La atracción de la ciudad, su arquitectura única y los esfuerzos de la industria del cine y la televisión triunfarán", agregó la política, citada por el portal de internet "Times of Israel".

La responsable ha negado también que se haya producido protestas de ultra ortodoxos o aparecido pintadas contra el rodaje.

Lo único verdaderamente cierto es que se lleva bajo estrictas medidas de seguridad, con cordones policiales que alejan cientos de metros a curiosos y posibles manifestantes.

Portman, ganadora de un Oscar de Hollywood en 2011 por su papel en "el cisne negro", se embarcó en la aventura de recrear la aclamada autobiografía de Oz hace seis años, cuando decidió comprar los derechos al autor, cuyo nombre ha sonado en varias ocasiones para el premio Nobel.

Después, cedió el texto al guionista y novelista Assaf Gavron para que lo adaptara.

El rodaje comenzó hace apenas dos semanas, con un amplio equipo técnico estadounidense e israelí, actores de ambas nacionalidades, y la propia Portman en el papel de madre de Oz.

"Una historia de amor y oscuridad" -traducida a 28 idiomas- narra la infancia de Oz en Jerusalén, en los difíciles años cuarenta y cincuenta del pasado siglo.

Años en los que el sionismo tomaba fuerza, la II Guerra Mundial hería la humanidad, el Estado de Israel nacía, y la inocencia y la alegría de un niño israelí, hijo de emigrantes rusos, se desgarraba por el suicido de su madre.

El entonces adolescente Oz dejó la casa familiar a la edad de 15 años y se marchó al "kibutz" (comunidad pionera de ideología socialista) Hula, cercano a Tel Aviv, donde se formó, cultivó la tierra y se hizo profesor al tiempo que participaba en dos guerras que despertaron su vena pacifista.

El autor, nacido en Jerusalén como Portman pero en 1939, admitió meses atrás que había aceptado con ilusión el proyecto, y que incluso participaba en la adaptación del guión.

Portman, que actúa en hebreo, admite, igualmente, que se siente ilusionada con esta primera experiencia detrás de las cámaras tras su exitosa carrera de actriz.

Educada en Harvard, su primer papel protagonista lo obtuvo en 1994 en la película francesa "Leon", de Luc Besson, en el que da vida a una huérfana a la que salvan de ser asesinada.

Parte de su fama inicial se debería, no obstante, a su recreación de la princesa Padme Amidala en "La guerra de la Galaxias - Episodio 1 - La amenaza fantasma".

La gloria de los premios le llegaría a la edad de 28 años con su íntima representación de una bailarina en la película de Darren Aronofsky, que engalanaría las vitrinas de su casa con un Oscar, un Globo de Oro y un Bafta.

Casada con el coreógrafo y bailarín francés Benjamin Millepied, quien recientemente anunció su conversión al judaísmo, tiene un hijo llamado Aleph, igual que la primera letra del alfabeto hebreo. EFE y Aurora

 

 

La Universidad de Salónica abre cátedra de Estudios Judíos 

La Universidad Aristóteles de Salónica (Grecia) abrió una cátedra de Estudios Judíos, según anunció el jefe de la comunidad judía de Salónica, David Saltiel. En otoño comenzará su ciclo lectivo. Es la primera vez que una institución académica abre estudios disciplinares judaicos, tras ochenta años ocurridos desde la abolición promulgada por el dictador Ioannis Metaxas. 
La nueva cátedra contará con el apoyo financiero de la comunidad local, la que fuera la más grande de Grecia antes del Holocausto. David Saltiel declaró que la iniciativa "es un paso más en la promoción de la centenaria presencia judía en Salónica". La cátedra incluirá el estudio de la lengua judeo-española, así como las principales figuras de la literatura como el escritor griego Joseph Nehama, quien era miembro de la comunidad.
Luego de un diálogo con el rector de la Universidad de Aristóteles, Saltiel confirmó también la erección de un monumento en el campus, que ocupa parte de lo que fuera un antiguo cementerio judío destruido por los nazis en 1943, y cubría unos 300.000 metros cuadrados. Las tumbas fueron saqueadas y las lápidas dispersas por toda la ciudad.
La comunidad judía de Salónica fue destruida en gran parte en el Holocausto, 55.000 judíos fueron deportados a campos de exterminio y menos de 2.000 sobrevivieron. 
Después de las deportaciones, las propiedades judías fueron saqueadas, las sinagogas fueron destruidas, bibliotecas invaluables en ladino fueron enviadas a Alemania y las lápidas de los cementerios judíos fueron utilizadas como materiales de construcción. ■

 


-Para Pensar-