Noaj (Génesis 6:9-11:32)
El Hombre Condescendiente

Nadie en toda la Torá es presentado con elogios tan brillantes como Noaj. Él es un verdadero "hombre", es recto, puro y camina junto a Dios. En tres ocasiones diferentes en el relato del Diluvio, la Torá nos cuenta que Noaj hizo "exactamente lo que Dios le ordenó".
Y sin embargo podemos preguntar ¿Quién es Noaj? ¿Cuál es su importancia? En la mitad de la parashá de esta semana leemos que éste vivió 350 años después del diluvio y listo. Noaj desaparece de la historia tan rápido como apareció. No es como Abraham, el primer judío, a quien la Torá le dedica cuatro porciones semanales, y obviamente tampoco es como Moshé, quien aparece en la mayor parte de la Torá.
¿Dónde se equivocó Noaj? ¿Qué lo diferencia de un hombre como Abraham?
Creo que la respuesta reside precisamente en la frase que dice que Noaj actuó "exactamente como Dios le ordenó". Dios se acerca a Noaj y le dice que está a punto de destruir a toda la humanidad y que debe construir un arca para salvarse. Noaj no lo piensa dos vece. "Sí Señor. Un arca. A la orden".
¿Notas algo extraño? Dios dice que está por destruir el mundo entero y Noaj no reacciona. Simplemente va y construye el arca.
Cuando Abraham se enteró de que Dios planeaba destruir Sodoma y Gomorra, peleó con todas sus fuerzas para defender a sus habitantes. Dios no le dijo que hiciera eso, pero tampoco necesitaba hacerlo. Abraham confiaba en lo qué creía y tomó la iniciativa.
A diferencia de Abraham, Noaj fue muy condescendiente. Y Dios no quiere condescendencia. Si hubiera querido robots, fácilmente los hubiera creado. Pero en su lugar, nos creó a nosotros los seres humanos, con sentimientos, pensamientos e ideas. Dios creó la independencia para que hagamos uso de ella, no para que la reprimamos. Abraham luchó por lo que creía correcto, Noaj no tuvo ninguna opinión. Él sólo siguió a Dios.
Ahora bien, seguir a Dios no está mal. Pero a veces, de hecho muy seguido, no es suficiente. Las leyes de Dios representan una estructura sobre la cual podemos construir, no una jaula para vivir.
La palabra Noaj en hebreo significa "descanso", casi intransigencia. Él tomó el camino fácil de "seguir a ciegas", no el desafiante sendero del liderazgo que tomaron Abraham y Moshé. Es por eso que la Torá lo olvida tan rápidamente. Los robots son mucho menos interesantes que las personas.
(Escrito por Rab Shaul Rosenblatt)

 

El Centro Suzanne Dellal presenta el "Ballet Austin"


El Centro Suzanne Dellal continúa con el programa de compañías destacadas que llegan de todo el mundo y también de Israel para presentarse en su escenario. Invita a los espectadores a presenciar una pieza única de ballet contemporáneo interpretada por la Compañía de Ballet Austin que llega por primera vez al país para presentarse en dos únicas funciones el próximo viernes 27 y el sábado 28 en la sala de Neve Tzedek.
Es una pieza escalofriante y por ello cautivante, titulada "Luz y proyecto de Holocausto y Humanidades", creada por el director artístico de la compañía el coreógrafo Stepehen Mills. Se inspiró o más bien tomó el tema de la catástrofe de las Torres Gemelas de Nueva York para promover a través de la estimulante obra un mensaje de preservación de los derechos humanos y contra el racismo. La idea es emplear las artes, en este caso la danza, para proyectos educativos y difusión del mensaje en el público. Los que la han visto comentaron que se trata de una danza que se manifiesta como una experiencia poderosa, a través del movimiento, la agitación y el ritmo lo cual deja al público impresionado mucho después de terminar su interpretación. Es una pieza muy original.

 

"Reabren el antiguo cementerio judío de Lucena"


Las autoridades de Lucena comunicaron que inaugurarán la necrópolis judía con motivo del Día Mundial del Turismo, el 27 de septiembre, "pues paralelamente se celebran las Jornadas Mundiales del Mundo Judío, en las que se rinde homenaje a la naturaleza y se ofrecerá una cata dirigida de vinos kosher".
El sitio web, diariocordoba.com, explica que "la necrópolis judía de Lucena fue descubierta en el año 2009 en la Ronda Sur y podrá ser visitada a través de la Red de Juderías, a la que pertenece la ciudad. Se trata de un cementerio judío datado en el siglo XI, época en la que Lucena se convirtió en uno de los principales emporios de la cultura hebrea en Occidente, siendo conocida desde entonces como la Perla de Sefarad.
El descubrimiento se produjo con motivo de la construcción del tramo de la Ronda Sur entre el Calvario y la carretera que accede al santuario de María Santísima de Araceli. En dichas obras se pusieron al descubierto 374 tumbas, lo cual da una idea de la importancia que tuvo la judería lucentina en aquella época. Gracias a distintos trabajos de recuperación de la necrópolis han podido conservarse en un óptimo estado los restos de 116 tumbas. Por parte de la delegación municipal de Patrimonio se ha logrado conservar estos restos en el fondo del Museo Municipal, que dirige Daniel Botella.
El objetivo que se persigue ahora es que estos restos humanos puedan trasladarse de nuevo hasta la necrópolis. Por parte del Ayuntamiento se realizan gestiones para la puesta en valor de un yacimiento por el que se están interesando rabinos y comunidades hebreas de Estados Unidos y otros países.

¡Nuestro Sefer Torá ya tiene rimoním!

Participamos en la VXI Jornada Europea de la Cultura Judía, con un concierto de Trivium Klezmer, el 28 de septiembre

y la Jornada de Puertas Abiertas en la sinagoga y la VI Feria del Libro Judío, el domingo 29. (Pinchar en las fotos para ampliar)