Nasó (Números 4:21-7:89)

Cercos espirituales

En la parashá de esta semana aprendemos sobre la persona que toma un voto de ser Nazareo y que por lo tanto se debe abstener del vino. La Torá no recomienda hacer esto. Privarse de cualquier placer permitido de este mundo representa una negación de la bondad de Dios. Sin embargo, si una persona tomó el voto, está obligada a cumplirlo.

Al tomar este compromiso, la Torá determina que no sólo deberá abstenerse del vino, sino que también de las uvas, pasas de uva, e incluso de las semillas y la piel de las uvas. ¿Por qué?

La intención no es agregar dificultades innecesarias. Más bien, lo que intenta hacer la Torá es crear un cerco para proteger al nazareo de no transgredir su propio voto. El vino es una tentación muy grande. Si se le prohíbe comer incluso la piel de la uva, es poco probable que termine tomando vino.

Aprendemos de ello la importancia de crear cercos para proteger nuestro bienestar espiritual. Nuestros sabios impusieron muchos cercos para nosotros, pero sugieren que nosotros también debemos crear nuestros propios cercos.

Cuando nos referimos al mundo material, es fácil establecer cercos y cuidar nuestras pertenecías. A fin de preservar nuestro dinero, no hay mejor lugar que un banco. También construimos cercos contra las cosas que nos pueden dañar: marcamos y guardamos bien las botellas con tóxicos y sus tapas son difíciles de abrir. Si alguna vez has visitado las Alturas del Golán, seguramente habrás visto áreas limitadas por sospecha de existencia de minas. No quisiéramos a nadie rondando por ahí.

Desafortunadamente, no siempre somos tan cuidadosos respecto a nuestras posesiones espirituales. ¿Creamos cercos que nos permitan crecer espiritualmente, o al menos que nos eviten caer? ¿Creamos cercos que nos ayuden a pasar suficiente tiempo con nuestras familias y que nos ayuden a no caer en la trampa de “vivir para trabajar” en vez de “trabajar para vivir”? ¿Creamos cercos que nos ayuden a vivir en el nivel moral que aspiramos alcanzar?

Luego de volver del trabajo, intenta pasar la primera media hora con tu familia. Ese es un buen cerco, ya que si no cumples con esto, luego te quedarás pensando en la cama sobre dónde se ha ido el tiempo que pensabas dedicarle a tu familia. También puedes tomarte media hora por mes para recordarte exactamente por qué vives y asegurarte de estar bien encaminado.

Hay tantos cercos que serían beneficiosos si tan sólo nos tomáramos la molestia de establecerlos.

Todos tenemos un tesoro espiritual gigante, el cual puede desaparecer lentamente si no lo cercamos apropiadamente. Existen muchísimos tóxicos espirituales. Si no los mantenemos en botellas bien marcadas, podríamos tomar alguno de ellos sin darnos cuenta. Construir un cerco es el mejor modo de proteger lo que tenemos. Si no lo hacemos, estaremos corriendo un gran riesgo.

 

(Escrito por Rav Shaul Rosenblatt)

 

 

“El diablo juega con Samuel Heilman” en idish 

 

Samuel Heilman junto al tenor lírico Mijael Sirkin y el pianista Uri Brener, presentará el domingo 1 de junio, a las 20.30, en la sala Tzavta de Tel Aviv, la obra en idish “El diablo juega con Samuel Heilman”.
Explica el propio Samuel que “al cumplirse 100 años del nacimiento del escritor Bashevis Singer fue el único que presentó una obra suya en Israel. Ahora llegó la ocasión de hacerlo de nuevo al cumplirse los 110 años del nacimiento del famoso autor judío que fue el único en ganar un Premio Nobel por la escritura en idish.”
Detalla luego el reconocido artista que “Bashevis Singer escribió un texto profundamente judío que describe situaciones humanas, que acontecían en los pueblos judíos de Europa Central (“shteitl”) pero son completamente actuales y universales, La soledad y la inactividad llevan al diablo a jugar con las tentaciones humanas.”
El propio Heilman adaptó el texto para convertirlo en un guión teatral.
Destaca Samuel Heilman que Abraham Noverstern, director de Beit Sholem Aleijem, la institución más importante del país dedicada al idish, respalda económicamente la presentación de todas sus obras. 
Seguramente, entre los lectores de Aurora que llegaron de los países latinoamericanos hay muchos que dominan el idish y la obra está dirigida especialmente a ellos.■

Congreso de teatro infantil y estreno de obras

Ópera israelíEn la Mediateque de Holon se llevará a cabo por novena vez el festival de teatro infantil, celebrando a través del mismo los diez años de su fundación. En este marco se realiza el congreso anual de arte infantil con la participación de numerosos expertos en el tema. La iniciativa fue de los artistas del teatro de Holón y cuenta con su participación. Será entre el 24 y el 28 de mayo.
El director artístico del festival es Rony Pinkowicz. Señala que la línea del festival, se basa en conservar la calidad y la excelencia artística. El objetivo es el de implementar y enriquecer el pensamiento del niño, conocer mejor el mundo y sus necesidades, todo ello con valores educativos. El programa del festival ofrece obras que se incluyen luego en el repertorio de la nueva temporada; entre ellas habrá varios estrenos, como “Heidi” y “El rey de los judíos”. “Heidi” subirá al escenario el día de la apertura. Es una obra producida en conjunto con el estudio de drama de Yoram Loewenstein, escrita por Ido Riklin y dirigida por Rafi Niv. 
“El rey de los judíos” de Debora Omer es una ópera rock sobre la vida de Herzl, adaptada por Uri Paster y dirigida por Aya Kaplna. Las canciones fueron escritas por Yair Lapid y la música pertenece a Rami Kleinstein. Para los más pequeños se estrena la pieza “Ha Ha Hazaga” de Jagit Nicolivsky destinada a ser el primer contacto de los niños con el teatro y el musical “El león y los libros”, de Eli Bizawi dirigida por Rony Pinkowicz. 
El congreso se lleva a cabo en colaboración con el Museo del Diseño de Holón y según Alon Sapan, director general de Mediateque "el objetivo es el de convertirlo en un evento anual que sirva de encuentro profesional del teatro, de educación y de cultura en general, acerca de cómo hacer y cómo crear arte para los niños”. Tras diez años de actividad la Mediateque, que ha producido exitosas obras para niños, está en condiciones de examinar todos los temas relativos a la misión del teatro infantil.

( Escrito por Chiquita Levov/Fotos de Tzevker)


“Acuerdo prenupcial” judío aplican en Uruguay

Fabricó una historia del Holocausto y debe devolver 22,5 millones de dólares

 

Entrevistamos al joven Gran Rabino de la Comunidad Israelita del Uruguay (Kehilá), Ing. Ben Tzion Spitz, para conversar con él sobre el novedoso e innovador “Acuerdo prenupcial” que él propone a las parejas que se casen por religión judía, previo a la ceremonia.
La iniciativa partió de la Señora Sara Winkowsky, integrante de la Comisión Directiva de la Kehilá y que, tras la confección de varios borradores, fue aprobada por el Gran Rabino mencionado.
El Gran Rabino Spitz, nació en Estados Unidos, tiene 45 años de edad y estudió ingeniería en su país; posee un Master en Ingeniería Mecánica de la Universidad de Columbia, en Nueva York y estudió también en la “Yeshivá University” de Nueva York y en Yeshivot de Israel.

Nuestro diálogo transcurrió de la siguiente manera:
¿En qué consiste el Acuerdo Prenupcial? 
Es un acuerdo previo al casamiento. Le pedimos a cada pareja que desea casarse aquí en la Kehilá, con nosotros, que previo al casamiento deben firmar un “Acuerdo prenupcial” que expresa que, en caso de divorcio por ley civil, también tienen que redactar un “guet”, un divorcio religioso judío según la Halajá.

¿Cómo funciona? ¿Qué fuerza tiene?
Solo tiene fuerza en caso de divorcio civil. Si no hay divorcio, no tiene fuerza y no funciona.

¿Funcionará sólo para Uruguay?
Sólo para Uruguay.

¿Se ha aplicado este “guet” ya en algún caso?
Gracias a Dios, no. Hay parejas que ya casamos pero que, gracias a Dios, siguen casados felicísimos.
¿Hay otros países donde funciona este Acuerdo?
Por supuesto, en muchos lugares funciona este “Acuerdo prenupcial” pero, en Uruguay, nosotros somos los primeros, como institución que lo exige. 
En muchas otras comunidades, se practica como una sugerencia, como algo que ofrecen pero hay rabinos que particularmente no casan a nadie sin el “Acuerdo prenupcial” y nosotros somos los primeros, como institución, que lo exigimos en Uruguay.

¿Podría mencionar algún o algunos países donde ya funcione?
En EE.UU., Israel, algunos países de Europa, México y Argentina ya hay algunos rabinos que lo requieren.

¿Qué esperanza de futuro se tiene con este “Acuerdo”?
La esperanza es que este “Acuerdo” solucione un problema grave que está aumentando y es que hay parejas que deciden divorciarse y en muchos casos consiguen un divorcio civil pero una de las partes, sobretodo el varón, por razones económicas, muchas veces, no desean otorgar el “guet”. Eso, según la Halajá, determina que no se podrán casar nuevamente bajo la “jupá”.
Seguirán casados mientras no haya “guet”.
Cuando no existe el “Acuerdo” firmado previamente, hay quienes usan el divorcio como elemento negociador.
Con este “Acuerdo” ¿ya se han evitado estos hechos?
Efectivamente. Exactamente. Es una solución que se practica desde hace años en muchas comunidades. La innovación en Uruguay es que funcionará para todas las parejas, sin excepción, que pretendan casarse por la Kehilá, es decir, con nosotros.
¿Funciona bien en el resto del mundo?
Sí. Hay estadísticas en EE.UU. que dicen que en el cien por ciento de los casos en que se divorcian, tenían un “Acuerdo prenupcial” y se realizó el “guet” sin problema alguno.

¿Todas las corrientes Rabínicas lo practican?
Por ahora no. El Consejo Rabínico de Estados Unidos, que es el grupo rabínico más grande de ese país, hace ya muchos años que apoya este esfuerzo y lo aplica. Ellos tienen mucha experiencia con este tema y muchísimos otros rabinos también.

¿Cómo es este documento?
Es un documento muy sencillo que, además de guardarse en la Kehilá, se registra en un libro especial.

¿A cual de las dos partes de la pareja ayuda más?
En general, a las dos partes y, en particular, a la mujer que, se asegura que una vez que decidan divorciarse, recibirá el “guet” de su ex esposo.■ (Escrito por Isac Gliksberg, Montevideo)

 

¡¡Shalom!!

Nos disponemos a contaros la crónica de la semana, aún con el buen gusto en la boca.
Este buen gusto puede leerse en sentido figurado, pues hemos tenido la suerte de acudir a la inauguración de la exposición “Matkot. Lo más israelí” que ha tenido lugar dentro de la celebración de la III Semana de Israel. (Organizada por la Concejalía de Cultura en colaboración con nuestra Comunidad, y que se viene desarrollando del día 20 de mayo al 8 de junio, en Oviedo). Pero también, puede interpretarse literalmente ya que, entre los actos que se han vivido durante esta semana, hemos tenido la suerte de poder participar en el taller de cocina y posterior degustación, impartido por el prestigioso chef Lucas D. Zitrinovich que desarrolla su actividad en Israel desde hace casi once años.

Vayamos por partes…
El martes se inauguraba la exposición "Matkot. Lo más israelí" en la Sala de Exposiciones de Cajastur, tras las palabras del concejal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo, Gerardo Antuña, de la portavoz de la Embajada de Israel en España, Hamutal Rogel Fuchs y de nuestra presidenta Aída Oceransky.
III Semana de Israel en Asturias
Lo primero que sorprende al visitante de la muestra es la base sobre la cual, cada uno de los artistas participantes ha plasmado sus creaciones. Todas las obras de arte utilizan como soporte unas palas de madera, de esas de las de  jugar en la playa. Y es que “matkot” hace referencia precisamente al juego de las palas, tan típico en las playas de Israel.
Cada pala esta trabajada por los 64 artistas participantes con diferentes técnicas, como pintura, escultura, trabajos con collages, textiles, fotografía... haciendo del conjunto un conglomerado de ideas y estilos, muy colorido y variado. A todos nos ha parecido original, creativo y muy interesante.
El acto se cerraba con un pequeño ágape ofrecido por los responsables de la exposición, a cargo del chef Lucas D. Zitrinovich.

El miércoles, todavía con el recuerdo de los sabores de la “joven” e innovadora cocina israelí, acudimos al taller de cocina a cargo de Lucas D. Zitrinovich. Una larga mesa cubierta con inmaculado mantel blanco y una pequeña muestra de ingredientes han hecho la delicia de los allí presentes. El joven chef comenzó su “pequeña lección” comentando la historia del arte culinario en Israel para, posteriormente, ir despertando los sentidos del interesado público. Lucas D. Zitrinovich nos mostraba algunos de los ingredientes más usados en la elaboración de sus platos. No faltaron especias preparadas con cilantro, cúrcuma, clavo, pimientas, mango...que, poco a poco, fueron colmando de aromas la estancia. Como broche final, todos fuimos invitados a degustar un montón de exquisiteces como pequeños canapés de queso de cabra y miel de dátiles, hojaldres, berenjenas ahumadas...Hummm!!!

Nos despedimos no sin antes recordaros que esta semana tenemos cita en el cine Filarmónica de Oviedo con la producción cinematográfica israelí. Las proyecciones tendrán lugar desde el martes 27 hasta el jueves 29. ¡No olvidéis las palomitas!!
¡!Shavua tov!! (Escrito por Mazal)

 

 

PARA PENSAR


 

¡No dejes de visitar nuestro blog y participa!