Matot (Números 30:2-32:42)
Altas Expectativas

Al comienzo de la parashá Matot Dios ordena la guerra en contra de los midianitas – después de la cual Moisés estaba destinado a morir.
Ahora, para Moisés, esto representa un gran dilema. Él sabe que la guerra contra Midián acelerará la entrada de los judíos a Israel, y la consecuencia será también su propia muerte. ¿Qué es lo que hace Moisés?
¡Lo has adivinado! - sin vacilar, Moisés rápidamente organiza al pueblo para la guerra. Este es el sacrificio llevado a la enésima potencia. Con el fin de satisfacer los deseos de Dios y avanzar en la causa nacional, Moisés, literalmente, aceleró su propia muerte.
Ahora miremos la otra parte: ¿Cuál fue la reacción del pueblo judío ante todo esto? Recordemos que son las mismas personas que se habían quejado ante Moisés e incluso habían amenazado apedrearlo. Pero ahora, la Torá nos cuenta, que el pueblo se rehusó a luchar contra los midianitas para no permitir la muerte de su amado líder. ¿Cuál fue el motivo de este cambio?
Los comentaristas explican que todos aquellos años de críticas contra Moisés se debían al gran respeto y altas expectativas que tenía el pueblo de él.
Como los padres que critican a sus hijos, lo hacen porque los aman y desean lo mejor para ellos. Por supuesto que la metodología puede ser errónea, pero el sentimiento que tienen es sincero.
Y es por eso que al ver que la muerte de Moisés se avecinaba, el pueblo judío estuvo dispuesto a rechazar la guerra y retrasar su propia entrada a la tierra de Israel a fin de extender la vida de Moisés. Al final vemos que todas sus quejas estaban basadas en amor. ¡Recuerda esto para la próxima vez... que alguien se queje sobre ti!

(Escrito por Rab Shaul Rosenblatt)

 

Lanzan el primer Festival Israelí de Cine en la India

El cine israelí continúa ganando pantalla internacional, ahora con un festival de cine de un mes a partir del jueves 3 de julio en Bangalore, India.
Nueve películas populares israelíes se proyectarán en el festival. El Cónsul General de Israel en Bangalore, Menahem Kanafi, dijo que espera que la asistencia al festival sea masiva y pueda llevar a los dos países a un acercamiento cercano cultural.
La primera película en el festival es el clásico "Gire a la izquierda en el fin del mundo", sobre una familia de indios judíos que emigran a Israel en la década de 1960 y su interacción con las familias marroquíes en una pequeña ciudad en desarrollo del Néguev.
Sabía usted que estos seis programas de televisión de gran éxito

son israelíes?
Las otras películas son "La Visita de la Banda" (2007), "Footnote" (2011), "Album 61" (2013), "Medusa" (2007), "Sweet Mud" (2006), "5 horas de París" (2009), "Por el Fin del verano" (2011) y "Bonjour Monsieur Shlomi" (2003).
"Album 61" es sobre el ajedrecista israelí, Boris Gelfand, gran maestro que jugó contra Viswanathan Anand de la India en el Campeonato Mundial de Ajedrez 2012
"El festival expondrá las facetas de la vida en Israel y apunta a señalar las conexiones universales entre el arte y la vida israelí y de la India", dijo Menahem Kanafi. El Consulado General de Israel en Bangalore, el tercero después de Delhi y Mumbai, será la sede del Festival de Cine del 3 al 31 de julio, junto con "Suchitra Film Society" y "Bangalore Cultural Partners", según "The Hindu".

 

"Bat Shlomo" y los Schwarzman detienen el tiempo

Bat Shlomo es un moshav en el norte de Israel muy pintoresco pues aún en nuestros días se ve exactamente igual como cuando los primeros pioneros judíos se asentaron en 1889, año de su fundación, en los terrenos adquiridos por el financiero francés, Barón Edmond de Rothschild. Enclavado como un pico arbolado en la ladera sur del monte Carmel, cerca de Binyamina y Zikhron Ya'akov, que originalmente se erigió con centenarias construciones al estilo de provenzal con exteriores de piedra y techos de tejas, ubicadas en una sola línea de la calle de la ciudad. Bat Shlomo, o "la hija de Salomón" fue nombrado así por la madre del barón Betty Von Salomon Rothschild.

Con un clima cálido y soleado durante el día, fresco por la noche con una refrescante brisa que sopla desde el mar, todo ofrece un microclima único. Y el terroir... (proveniente del latín terratorium, se denomina así a una extensión geográfica bien delimitada y homogénea), es una tierra apropiada para cultivos de uva, la roca caliza única ofrece a la producción de vinos su mineralidad especial. Por eso aquí se cultivan viñedos plantados justo debajo de Bat Shlomo. Cuando el barón Rothschild, estableció por primera vez Bat Shlomo, trajo a expertos en vino de Francia que enseñaron a los pioneros judíos el arte de la viticultura.
Esta encantadora moshava fue declarada patrimonio nacional gracias a la familia Shwartzman, una familia que luchó por la conservación de Bat Shlomo en oposición a muchos otros miembros de la moshava. En este rincón pastoral se puede descubrir un lugar donde el tiempo se ha detenido. La misma calle, donde el barón de Rothschild, paseó durante su visita a los agricultores industriosos que estaban bajo su protección hace más de 100 años, aún se mantiene viva en la moshava. Hay corrales detrás de estas casas con árboles de morera de corcho como los plantados por orden del barón de Rothschild.
Tiene siete casas ubicadas en ambos lados de la calle. La cuarta casa a la derecha

es la de Shimon Shwartzman (z"l) y ahora es de su hijo Ziv Shwartzman, tercera generación en Israel quien cuida la tradición de la familia. Esta es la única casa en el pintoresca moshava donde la vida rutinaria y el trabajo en la granja continúa como antes, por eso se debe visitar ya que es una especie de museo donde además se pueden comprar productos y probar varios platos preparados por Ziv y por sus hijas. Para ello llegan visitantes de todo el país que conocen el lugar.
Y eso se debe a que Shwartzman no cree en el progreso y la innovación. Ahí las gallinas contentas andan libre y ponen sus huevos en cada rincón oculto. Las vacas se ordeñan todavía con la mano y Ziv hace sus muy deliciosos quesos de manera tradicional y con la producción de leche de calidad produce quesos orgánicos. Y así, hoy en día, la familia Shwartzman vive orgullosa en su antigua casa de piedra de más de 100 años, al igual que las generaciones anteriores. Han armado un pequeño museo, pero muy especial con valiosas posesiones personales, muchas fotografías de la familia y de la forma de vida de aquella época, hay documentos desde la era turca y británica.
Se puede apreciar y admirar herramientas y utensilios para el hogar de los días pasados, así como la reliquia familiar que es el hermoso samovar de 200 años de edad.
Hay un sifón de dos niveles, un hornillo muy usado que todavía se utiliza en la casa. También podemos ver muebles antiguos recibidos como dote de su novio Zelig por la abuela de la familia.
La visita es una experiencia fascinante y agradable para los invitados de los Shwartzman. Mientras que Ziv cuenta historias de la época y se puede degustar una selección de sus quesos junto con "pitot" calientes embebidas en aceite puro de oliva - todo hecho en casa con los mejores ingredientes. Para el postre genuino café turco que se toma con sus anfitriones. Esta visita será una experiencia memorable israelí y auténtica.

 

Película israelí "Dancing Arabs" de Eran Riklis

El Festival de Cine de Jerusalén que se abre el 10 y se cierra el 20 de julio cumple su 31ava. edición y ofrece una programación de unos 200 filmes del cine israelí e internacional. La ceremonia que abre los diez días de gran fiesta cinemática se llevará a cabo como ya es tradición en la Piscina del Sultán de Jerusalén, y también este año se proyectará en la gigantesca pantalla una producción del cine nacional, con lo cual se manifiesta nuevamente el contexto del festival y su inquebrantable compromiso con la industria israelí tal como viene ocurriendo en los últimos años.
El filme de apertura es "Arabim Rokdim" (Árabes Bailan) dirigido por Eran Riklis, basado en un guión escrito por el columnista del periódico Haaretz, Sayed Kashua, es una coproducción israelí -alemana - francesa, una obra basada en una novela de Kashua que cuenta la historia de un niño en una ciudad árabe israelí cuyos padres lo envían a un prestigioso internado en Jerusalén. Es el tema que siempre ocupa a Kashua la convivencia entre árabes e israelíes, tal como se aprecia en la famosa serie de televisión "Avoda Arabit (Trabajo Árabe).
Sobre el Festival de 2014, la novedad es la flamante directora artística, Noa Regrev (32). Quien declara que hay muchas expectativas sobre su nueva función y está totalmente concentrada en hacer bien su trabajo. Cree que es una gran elección abrir el festival con el filme de Riklis y Kashua el cual ya ha sido invitado a participar en otros festivales. Regev, quien también se desempeña actualmente como directora de la Cinemateca de Jerusalén es licenciada en estudios de cine y ya dirigió otros festivales. Ella declara que no piensa cambiar el festival capitalino, ya sabe que es una institución profesional que ella misma ha visitado desde hace años, solo desea incluir en este festival mucho cine joven israelí y conservar la fama y el prestigio que este evento tiene en todo el mundo.
En el marco de la tradicional competencia de cine israelí, compiten 7 largometrajes de ficción y 11 documentales por un premio que es el más alto de 125.000 dólares al filme ganador de largometraje. Recordemos sobre este punto que el Festival de Cine de Jerusalén ha sido durante 31 años un marco en el que se han descubierto muchos cineastas israelíes. Los nombres de los directores y sus obras se han convertido en pilares de la historia del cine israelí.
El mismo trae a las pantallas de la cinemateca de Jerusalén las mejores películas de todo el mundo y el país. Unas 200 películas procedentes de todo el mundo acompañarán a la numerosa lista de largometrajes que se podrán ver durante los diez días del festival. Junto a documentales y otros filmes varios de los cuales llegan directamente desde Cannes o desde otros prestigiosos festivales como Sundance, Tribeca, Venecia y Berlín.
Los organizadores informan que durante los once días del festival se proyectarán este año más de 200 películas la mayoría estrenos, en las salas de la Cinemateca de Jerusalén y en otros lugares de la ciudad. El día de clausura se proyectará "The Wind Rises", un film épico de animación del director, Hayao Miyazaki, que entrelaza eventos claves en la historia de Japón. Este año el festival ha invitado a varios cineastas del exterior entre ellos los estadounidenses Spike Jonze y David Mamet, el director coreano Park Chan-wook, el director austriaco Ulrich Seidl y la actriz alemana Martina Gedeck, entre otros.
En uno de los jurados se incluyen esta vez el jefe de la Cinemateca francesa Serge Toubiana, el crítico de Variety Scott Foundas, el galardonado director griego Alexandros Avranas y la productora turca Zeynep Ozbatur Atakan. Y un nuevo proyecto de "Pitching" que es un laboratorio en el que participarán 14 cineastas de varios países. El director ganador recibirá 80.000 dólares para ayudar a producir su filme. El proyecto dirigido por Talya Lavie, cuyo filme "Motivación Zero" ganó dos grandes premios en el Festival de Cine de Tribeca.

 

 

Tribunal de Nueva York favoreció mezcla de género en sinagoga 

El 9 de julio de 1875, un juez de Nueva York dio a conocer su decisión en un caso presentado por un miembro de la congregación B'nai Jeshurun en contra de su sinagoga, exigiendo la restauración de la separación de género.
En su demanda contra B'nai Jeshurun, Israel Salomon denunció que la decisión de permitir la mezcla de género promueve la "promiscuidad de los sexos durante el culto divino", algo que según él viola la ley de la sinagoga de la que él fue presidente.
Al negar la solicitud del demandante, el juez Richard L. Larremore, dictaminó que el directorio de B'nai Jeshurun había actuado legalmente de modo que se revisó su política de distribución de los asientos, al tiempo que recusó al tribunal de expresar una opinión sobre los principios religiosos que participan en el cambio de una práctica.
En 1875, B'nai Jeshurun - hoy una congregación liberal independiente en el Upper West Side de Manhattan – era una sinagoga ortodoxa tradicional. Había sido fundada 50 años antes,

cuando los miembros de la sinagoga sefardí Shearith Israel, primera congregación judía de Nueva York, se separaron para crear una comunidad que siguió el rito ashkenazi. Por medio siglo después, se había movido de su ubicación original en el Bajo Manhattan hasta la calle 34, en el lugar donde ahora se encuentra, y al igual que muchas otras sinagogas norteamericanas, se enfrentaron frecuentemente a los desafíos planteados por el deseo de crecer y adaptarse a la era moderna.
El juez Larremore, quien más tarde se convirtió en presidente del Tribunal Supremo de Causas Comunes de Nueva York, decidió no pronunciarse sobre las cuestiones halájicas que plantea la introducción de asientos mixtos, diciendo que el asunto "pertenece propiamente al juez de la iglesia".
En el desenlace de la decisión del tribunal, unos 30 miembros dejaron B'nai Jeshurun, pero la sinagoga continuó en su camino a la modernización. Aunque perteneció brevemente a la Unión de Congregaciones Hebreas Americanas (reformista), en 1886 participó en la fundación del Seminario Teológico Judío, la escuela rabínica que luego se convirtió en el Movimiento Conservador. Aurora

 

Lo que se dijo en..."El Ático"

¡Shalom!

El verano se encuentra en pleno apogeo. Aunque aquí en Asturias, las temperaturas son suaves. El sol pugna por hacerse un hueco entre las nubes que, poco a poco, terminan por ceder.

Es tiempo de reencuentros y despedidas, de viajes en perspectiva, de anhelos de nuevos horizontes, de adioses breves...

Y así, poco a poco, nuestro ático se va quedando casi desierto. ¡Bon voyage a todos!

Hemos hablado de escapadas y de adioses temporales. Todavía queda comentar los reencuentros y las amistades nuevas, ingredientes indispensables en la época estival.

Sin ir más lejos, este viernes nos hemos sorprendido gratamente con el regreso de Fabián, que por motivos de trabajo, hacía mucho tiempo que no veíamos.

También ese mismo día, nos ha visitado el rabino Sperling, que ha llegado desde EEUU acompañado de su esposa, hija y yerno.

Ha sido un Shabat de emociones encontradas.

Por un lado, los integrantes de Aliat Gad, nos hemos sumado al homenaje en memoria de los tres jóvenes asesinados a manos de terroristas palestinos. Expresamos nuestro dolor y nuestra repulsa hacia estos actos horribles, acompañados por los miembros

de nuestra Comunidad. Y por otro, el celebrar nuestro Kabalat Shabat y Oneg con la familia del rabino Sperling, nos ha llenado el corazón con la alegría de compartir.

Es inmensa la felicidad que, como anfitriones, hemos experimentado al poder ofrecer "nuestra casa" a tan grata compañía. Desde ahora, creo que hablo por boca de todos, ya forman parte de nuestra pequeña familia.

Sin más, nos despedimos. No sin antes desearos a todos, a los que estáis ya disfrutando de un merecido descanso por tierras lejanas, a los que habéis regresado, y a los que aún estáis a la espera de iniciar vuestras vacaciones, una muy buena semana.

¡¡Shavua tov javerim!! (Escrito por Mazal)